Hicimos valer la democracia, dice López Obrador

México. El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta noche que con la consulta de revocación realizada el domingo “estamos haciendo valer la democracia”.

En un mensaje en sus redes sociales, calificó el ejercicio de revocación de mandato como una jornada “histórica” que representa un paso adelante en el objetivo de hacer valer la democracia participativa en el país.

“Eso es la esencia de la democracia: el poder dimana del pueblo y se instituye para su beneficio, y el pueblo tiene en todo momento el derecho, la facultad para cambiar la forma de su gobierno”, aseveró.

Se dijo satisfecho de que pese a las limitantes para ejercer este derecho, como el que se instalara sólo un tercio de las casillas que sumaron en la elección presidencial de 2018, la ciudadanía salió a votar.

Dijo que de acuerdo a los cálculos del Instituto Nacional Electoral (INE), más de 17 millones de mexicanos participaron en la revocación de mandato. Agradeció que de ese total, más de 90 por ciento de los votantes se manifestó por que continuara al frente de la Presidencia de la República.

Inclusive comparó que hoy recibió más votos que él mismo en el proceso electoral “fraudulento” de 2006 y que el entonces candidato declarado ganador, Felipe Calderón. Además, que en este ejercicio también obtuvo más sufragios que los abanderados del PAN, Ricardo Anaya; y del PRI, José Antonio Meade, segundo y tercer lugar, respectivamente, en la elección presidencial de 2018.

Further Reading
López Obrador le recuerda a EEUU que México es libre y soberano

El mandatario celebró como “una muy buena votación, una buena jornada”, el ejercicio en el que participó entre el 17 y el 18.2 por ciento del electorado, según el conteo rápido del INE.

López Obrador destacó el valor del mecanismo aplicado hoy, con el ejemplo de que un futuro gobernante incumple “su responsabilidad social, que se dedica a robar, a saquear…ya existe en la Constitución este procedimiento”.

“Me quedo y vamos a continuar con la transformación de nuestro paìs”, añadió el mandatario.

“No olvidemos que el pueblo es el soberano, no tenemos un rey en México. No hay una oligarquía, es una democracia. Y es el pueblo el que manda y es el pueblo el que decide”, subrayó.

El presidente desestimó el hecho de que la consulta no sea vinculatoria, al no alcanzar la concurrencia a las urnas del 40 por ciento del electorado.

“El gobierno tiene que tener vergüenza, tiene que tener dignidad, no estar a fuerza, porque eso no es democracia”, añadió. “Eso es legalidad pero no necesariamente democrática”.

Texto del mensaje

“Amigas, amigos. Mexicanas, mexicanos, me da mucho gusto el poderme comunicar esta noche histórica con ustedes.

“Es sin duda una noche trascendente, porque por primera vez se lleva a cabo un ejercicio de revocación del mandato, una consulta para preguntarle a los ciudadanos si deseaban o no que continuara el presidente de la República.

“Es algo inédito. Y es un paso adelante en el propósito de hacer valer nuestra democracia y no quedarnos sólo con la democracia representativa. Avanzar hacia la democracia participativa, porque eso es la esencia de la democracia: el poder dimana del pueblo y se instituye para su beneficio. Y el pueblo tiene en todo momento el derecho, la facultad para cambiar la forma de su gobierno.

Further Reading
AMLO acude a votar en consulta que decidirá si sigue en el cargo

“No olvidemos que el pueblo es el soberano. No tenemos un rey en México, no hay una oligarquía, es una democracia y es el pueblo el que manda y es el pueblo el que decide.

“Estoy muy contento, porque a pesar de los pesares, mucha gente salió a votar el día de hoy.

“Según los cálculos oficiales más de 17 millones de mexicanos. A pesar de que no se instalaron casillas, sólo se instalaron 30 por ciento de las casillas que se instalaron en 2018. Una tercera parte de las casillas.

“En muchas cabeceras municipales no hubo casillas. En mi pueblo, en Tepetitlán, donde siempre se instalan casillas, en esta ocasión no hubo casillas. Las pusieron a 30, 40 kilómetros de distancia.

“Pero en todo el país la gente buscó la casilla y se movilizó. A pie, en cayuco, en lancha, a caballo, en camionetas, como pudieron. Y fueron a cumplir con el compromiso de hacer valer la democracia.

“Y quiero agradecerles porque más de 90 por ciento votó para que yo termine mi mandato. Más de 15 millones de mexicanos están contentos y quieren que yo continúe hasta septiembre de 2024. ¿Qué les puedo decir? Pues que amor con amor se paga, que nunca los voy a traicionar, nunca jamás voy a traicionar al pueblo de México. No mentir, no robar, no traicionar al pueblo. Me quedo y vamos a continuar con la transformación de nuestro país.

“Para los conservadores y sus intelectuales orgánicos les digo que nunca habíamos llevado a cabo un proceso de esta naturaleza en el país. Que fueron muchos los que participaron.

“Decía que no se instalaron todas las casillas, pero obtuve más votos ahora, para que yo continúe, que en el 2006, claro, ahí hubo un fraude, pero formalmente creo que me dejaron 14 millones 700 mil votos aproximadamente; Calderón 15 millones.

“Pero ahora, se calcula que 15 millones 671 mil, es la proyección que tienen, es decir, más de lo que fraudulentamente obtuvo Calderón en 2006; y también más de los que obtuve yo en 2012; y más de los que obtuvo Anaya en la elección presidencial pasada, él obtuvo 12 millones 610 mil, segundo lugar, y tercer lugar, José Antonio Meade, 9 millones 289 mil.

“Y ahora 15 millones 671 mil, es lo que se está calculando a favor. Y en contra como un millón y medio. Además, fueron muy pocos los votos nulos. De acuerdo al INE, de 1.6 a 2.1 (millones) de votos nulos.

“De modo que fue una muy buena votación, una buena jornada, y lo esencial repito es que estamos haciendo valer la democracia.

“Imagínense ustedes si el día de mañana, pasa el tiempo y gana una elección un presidente, hombre o mujer, y a los dos años se demuestra que incumple con su responsabilidad social. Que se dedica a robar, a saquear, bueno, ya existe en la Constitución este procedimiento de la revocación del mandato.

“Y ojalá hacia adelante los presidentes se comprometan a que sin necesidad de de llegar a 40 por ciento para que sea válida la elección (revocación), porque eso es lo que se establece ahora en la ley de leyes que es la Constitución, 40 por ciento del padrón, aún sin eso, si se pierde en una consulta, pues hay que dejar el cargo, porque no se puede gobernar sin el apoyo del pueblo, no se puede gobernar sin autoridad moral, porque si no se tiene autoridad moral, no se tiene autoridad política. No le hace que no sea vinculatoria la consulta, no se alcance 40 por ciento de participación, el gobernante tiene que tener vergüenza, dignidad. Y no estar a fuerza, porque eso no es democracia, eso es legalidad, pero no necesariamente democracia.

“Entonces, muchas gracias a todas, a todos, con todo mi cariño. A los conservadores llamarlos con todo respeto a la reflexión, a que se serenen. En la democracia se gana o se pierde y no hay que optar por la abstención o por decir ‘como voy a perder para qué participo’. Entonces no se es demócrata, porque lo importante es ejercer el derecho que tiene uno a manifestarse de manera pacífica.

“Es muy conservador el decir ‘quiero la democracia pero cuando me conviene, quiero la democracia cuando voy a sacar provecho, cuando voy a mantener o acrecentar mis privilegios, entonces es cuando quiero la democracia’. Pues fíjense que eso no es la democracia, es exactamente lo opuesto.

“La democracia es el poder del pueblo, es el mandar obedeciendo y, sobre todo, mandar sirviendo al pueblo y no olvidar nunca de que el pueblo es el soberano, es nuestro amo, y él pone y él quita.

“Me da mucho gusto poder platicar con ustedes. Iba a dejar esto para la mañanera, pero yo creo que es un momento estelar, importante y mañana vamos a seguir hablando sobre este importante, trascendente asunto.

“Yo les doy las buenas noches y todo mi cariño, pero sincero. Les quiero mucho, una vez dije, cuando me desaforaron: ‘les quiero desaforadamente’. Yo sigo teniendo un gran amor al pueblo de México, a todas y todos ustedes. No odio, por eso soy feliz y por eso voy a seguir sirviendo hasta el último día de mi mandato, no me voy a pasar, porque soy demócrata y no estoy a favor de la reelección. Nada más vamos a terminar la obra de transformación, eso sí, porque en estos dos años y medio que nos quedan a a fondo para dejar bien sentadas las bases. Ya hemos hecho bastante, pero todavía vamos a hacer más, y vamos a hacer más como siempre, entre todos. Y hacer más entre todos significa darle preferencia a la gente humilde, a la gente pobre. Hay que ser verdaderamente humanista, llevar a la práctica el amor al prójimo, no creernos más que nadie.

“Todas las religiones tienen como principio fundamental el amor al prójimo, el que actuemos con justicia. Y desde antes de Cristo, los griegos decían que el mejor gobierno era el que procuraba la felicidad del pueblo, el amor a nuestros semejantes, el amor al pueblo. Muchas gracias de todo corazón”.

Fuente: La Jornada.

CMI
Irtra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top
Close