Finalizó Cumbre de las América con la Declaración de Los Ángeles y muchos problemas por resolver

La IX Cumbre de las Américas, desarrollada en la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos, finalizó con la Declaración de Los Ángeles sobre Migración y Protección, que se centra en el reparto de responsabilidades y el apoyo económico a los países más afectados por los flujos migratorios y de refugiados, estableciendo un marco para una forma coordinada y predecible para que los estados gestionen la migración.

El encuentro, que se llevó a cabo del 6 al 10 de junio, se caracterizó por la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua y la ausencia de algunos aliados de Washington que por diversas razones no asistieron.

La decisión de la administración estadounidense de no invitar a estos países generó una corriente de rechazo y críticas en toda Latinoamérica, al extremo de que muchos mandatarios condicionaron su participación a la invitación de estos países.

Cuba, Venezuela y Nicaragua no fueron invitados, sin embargo, el clamor general de la mayoría de las delegaciones presentes fue su desacuerdo con esta medida, pues ser el país anfitrión no da derecho a excluir a otros que no compartan la misma ideología que Estados Unidos o expresen puntos de vista diferentes.

Países como Guatemala, El Salvador y Honduras, son de los más afectados por la migración y sus presidentes no asistieron por desavenencias con la actual administración, poniendo en duda la eficacia de las medidas aprobadas, que además algunas deben ser sometidas al Congreso estadounidense para su aprobación.

Biden, por su parte, intentó pasar página sobre este suceso y lanzar un mensaje de unión, enfocando el encuentro a los problemas migratorios, la recuperación económica y el cambio climático.

Further Reading
Honduras “ganó poco” en Cumbre de las Américas en temas de migración, según defensora de DDHH

Otro tema que centro los debates fue el agotamiento de la Organización de Estados Americanos (OEA). El presidente de Argentina, Alberto Fernández criticó a la organización, abogando por una restructuración de la OEA y la salida de su actual secretario general, Luis Almagro.

El canciller Marcelo Ebrard, también criticó a la organización solicitando medidas urgentes de restructuración.

Todos señalaron a la OEA y al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), instrumentos de la política estadounidense y que se alejan de los problemas reales que presenta Latinoamérica y el Caribe.

Paralelo a este encuentro se desarrolló la Cumbre de los Pueblos, un evento organizado por la sociedad civil donde activistas expresaron sus puntos de vista y el rechazo a muchas de las políticas emprendidas por Washington contra la región, fue la plataforma para que se escuchara otro punto de vista.

Queda por ver que pasará en la próxima Cumbre de las Américas, un escenario que ha demostrado ser poco eficaz para resolver los problemas reales de la región.

Fuente: Periódico Digital Centroamericano y del Caribe.

CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top
Close