Comunidades indígenas celebrarán 40 aniversario de Reserva en la región con mayor biodiversidad de Costa Rica

Comunidades indígenas del Pacífico Sur y Caribe costarricense, así como de Panamá, se unirán para celebrar el 40 aniversario de la Reserva de Biosfera La Amistad (RBA).

La Reserva se ubica en la región con mayor biodiversidad de Costa Rica, que también gracias a su riqueza y diversidad cultural ofrece ejemplos prácticos de sostenibilidad en donde las comunidades prosperan en armonía con la naturaleza.

La celebración se realizará en el Territorio Indígena Salitre en Buenos Aires de Puntarenas, del jueves 11 al sábado 13 de agosto. La razón de esta fiesta cultural y de conservación, es que la mayoría de comunidades dentro de la RBA son indígenas.

El Comité Nacional del Programa sobre el Ser Humano y la Biosfera (MaB) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) organizan el evento, con apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Organización para Estudios Tropicales (OET). Habrá actividades culturales, de monitoreo biológico e intercambio indígena.

Cuando la humanidad comenzó a ampliar su huella sobre el planeta Tierra, una gran parte de los países aumentaron la explotación de los recursos naturales de forma indiscriminada, generando daños. Por eso en 1974, la UNESCO – con apoyo de gobiernos de muchos países – creó las Reservas de Biosfera.

Son territorios que buscan armonizar la conservación de la diversidad biológica y cultural, con el crecimiento económico y social a través de la relación de las personas con la naturaleza. Se establecen sobre zonas ecológicamente representativas o de valor único.

Santuario único en el continente  

La UNESCO estableció la Reserva de Biosfera La Amistad el 12 de agosto del 1982, la primera en nuestro país. Tiene una extensión de 782.687 hectáreas ubicadas a lo largo de la vertiente Pacífica y Atlántica al sur del país, cubriendo más del 15% del territorio nacional (ver mapa de la RBA adjunto). Contiene:

– el ecosistema de páramo más grande de Centroamérica,

– la masa continua de bosque primario más grande de Costa Rica;

– la última frontera de los felinos en el país, con presencia de las seis especies;

– los cerros más altos, liderado por el Chirripó con 3.820 m. de elevación;

– especies en vías de extinción como la danta, el jaguar y el puma;

– el 90% de la flora de Costa Rica (más de 1.000 especies de orquídeas y helechos);

– y el único sitio en Centroamérica con vestigios de la última glaciación alpina.

«La Reserva de Biosfera La Amistad es un ejemplo de conservación de la biodiversidad con la gente. Ha demostrado experiencias exitosas de cogestión e integración de las comunidades en los procesos de conservación, buscando el bienestar para las personas, los ecosistemas y su territorio.

Con su integración a la Red Mundial de Reservas de Biosfera, hace 40 años, Costa Rica se incorporó al Programa MaB de la UNESCO, y abrió el camino para la designación de otras reservas de biosfera en el país”, afirmó Tania Moreno, presidenta del Comité Nacional del Programa MaB, adscrito a la Comisión Costarricense de Cooperación con la UNESCO.

“Las soluciones basadas en la naturaleza, el manejo de los bosques y la relación con pueblos indígenas están fuertemente vinculados en la dinámica de uso del suelo en el territorio, con claras contribuciones no solamente a la mitigación del cambio climático, sino también a la adaptación y la conservación de los ecosistemas que sostienen la vida en la tierra.  El SINAC-MINAE celebra el estrecho vínculo de los pueblos indígenas con la Reserva y su contribución hacia su conservación y protección. Reconocer en la práctica que la relación cultura-naturaleza es clave nos permite revitalizar los usos ancestrales de manera activa, manteniendo la relación de equilibrio entre uso y conservación”, aseguró Rafael Gutiérrez Rojas, viceministro de Ambiente y director Ejecutivo del SINAC.

“La actividad humana sí puede realizarse en balance con el ecosistema, y más bien potenciar soluciones basadas en la naturaleza. El PNUD trabaja para impulsar, junto a los pueblos indígenas acciones de producción en equilibrio e integralidad. Debemos comprender que somos parte de una frágil red de la cual depende nuestra salud. La Reserva de Biosfera La Amistad nos demuestra esa conexión viva que permite tener comunidades sanas”, señaló José Vicente Troya Rodríguez, Representante Residente del PNUD.

Estrecho vínculo con cosmovisión indígena

En Costa Rica hay 24 territorios indígenas pertenecientes a 8 pueblos. Solo en el espacio de la RBA hay 16 territorios indígenas de 5 pueblos (ver mapa adjunto):

Pueblo Bribri Territorios: Cabagra, Keköldi, Salitre, Talamanca, Pueblo Cabécar          

Territorios: Bajo Chirripó, Chirripó (Duchii), Naira Awari, Talamanca, Tayni, Telire, Ujarrás, China Kichá

Pueblo Boruca: Territorios Boruca y Curré

Pueblo Bröran :Territorio Térraba

Pueblo Ngäbe: Territorio Coto Brus

Estos territorios guardan un estrecho vínculo con la Reserva, al asentarse en sus zonas de amortiguamiento. Las zonas de amortiguamiento buscan reducir los efectos de las acciones humanas sobre las zonas núcleo, que es donde hay conservación con áreas protegidas. En la RBA hay 10 Áreas Silvestres Protegidas (ASP), como el Parque Nacional Tapantí-Macizo de la Muerte y la Reserva Biológica Bicentenario de la República Pájaro Campana.

“Lo que Sibú nos dijo desde un principio es que todo el bosque y la biodiversidad cuidan de nosotros y nosotras, por lo tanto, cuidamos su hábitat y la biodiversidad. Los animalitos que viven en las montañas no viven por obra de la casualidad. Según nuestra historia, ellos desde un principio nos ayudan”, comentó José Alberto Ortiz Elizondo, vicepresidente de la Asociación de Desarrollo Integral (ADI) del Territorio Indígena Salitre.

Los pueblos indígenas de la Cuenca Binacional del Río Sixaola, ubicados en Panamá, tienen un vínculo claro con el Parque Internacional La Amistad (PILA), que a su vez es parte central de la Reserva. El PILA les une, tanto a Costa Rica con Panamá, como a todos los territorios indígenas de la Cuenca del Sixaola.

La celebración del 40 aniversario es un esfuerzo más para que ambos países, y sus comunidades conozcan qué es, cómo funciona y porqué es importante la RBA.

Fuente: El País.cr

CMI
Irtra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top
Close