Centroamérica crecería 2,5% en 2022; Panamá lideraría el ‘ranking’ con 7,0%

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el crecimiento económico para 2022 de Centroamérica y México sería de 2,5%, mientras que Panamá liderará el ranking con un 7,0%.

La cifra del país vislumbra una disminución tras las previsiones que diera la Cepal a principios de año cuando calculaba un índice de 7,3%.

La Cepal determinó también que Panamá se encuentra entre los 16 países de la región que todavía no habrá recuperado el nivel del producto interno bruto prepandemia.

Los resultados se desprenden de la nueva edición del informe anual “Estudio económico de América Latina y el Caribe 2022”, dinámica y desafíos de la inversión para impulsar una recuperación sostenible e inclusiva, en el cual proyecta un crecimiento económico para el presente año de 2,7% promedio, en un contexto de fuertes restricciones macroeconómicas que están golpeando a las economías de la región.

Según el informe presentado, una secuencia de crisis ha llevado al escenario de bajo crecimiento y aceleración inflacionaria que presenta la economía global, lo que junto al menor crecimiento del comercio, la apreciación del dólar, y el endurecimiento de las condiciones financieras globales, afectarán negativamente a los países de la región.

“En un contexto de múltiples objetivos y crecientes restricciones se requiere una coordinación de políticas macroeconómicas que apoyen la aceleración del crecimiento, la inversión, la reducción de la pobreza y la desigualdad, a la vez que enfrentan la dinámica inflacionaria”, declaró Mario Cimoli, secretario ejecutivo interino de la Cepal, en el lanzamiento del Estudio Económico 2022.

El documento destaca que los países de América Latina y el Caribe tienen ante sí un panorama económico complejo en 2022 y en los años venideros. Al menor crecimiento económico se suman las fuertes presiones inflacionarias, el bajo dinamismo de la creación de empleo, caídas de la inversión y crecientes demandas sociales. Esta situación se ha traducido en grandes desafíos para la política macroeconómica, que debe conciliar políticas que impulsen la reactivación económica con políticas dirigidas a controlar la inflación y dar sostenibilidad a las finanzas públicas.

El Estudio Económico 2022 muestra también que el conflicto en Ucrania intensificó la dinámica al alza que los precios de productos básicos ya presentaban desde la segunda mitad de 2020, haciendo que algunos de estos alcancen niveles históricos.

Para el promedio de la región, el efecto es mixto, y se proyecta una caída del 7% de los términos de intercambio de productos básicos.

Fuente: La Estrella de Panamá.

Nestle
Irtra
CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close