Cardenal lamenta “tanto odio” en Honduras y la violencia en el mundo en Domingo de Ramos

Honduras. El cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, pidió a los hondureños y al mundo para frenar la guerra entre Rusia y Ucrania, al iniciar la misa de celebración del Domingo de Ramos en el atrio de la Catedral Metropolitana de Tegucigalpa.

Rodríguez Maradiaga lamentó que el mundo está “desgarrado por la violencia, la muerte y las guerras” y oró para que Jesús  traiga “su paz” a los conflictos.

Jesús “es rechazado por tanto pueblo, hoy nosotros le hemos recibido y le queremos recibir siempre, diciéndole: bendito tú Jesús que vienes cada día a nuestra vida, bendito tú que vienes con la paz a este mundo que está desgarrado por la violencia, la muerte, las guerras”, exclamó el cardenal en el inició de la Semana Santa.

El religioso exteriorizó que Jesucristo “viene para despertar nuestra esperanza en todo ser humano”, y “sólo Jesús puede ser nuestro Rey”.

“Ven con tu paz para que desaparezcan las guerras y la violencia, ven Jesús manso y humilde de corazón, te necesitamos, hemos visto cómo el Señor Jesús muere perdonando”, oró.

Antes de la homilía celebrada en inmediaciones de la Catedral de Tegucigalpa, el cardenal bendijo los ramos de los feligreses presentes.

Este domingo volvieron las procesiones a las calles de la capital en el inicio de la Semana Santa. Después de más de dos años de actividades virtuales y semipresenciales, la celebración del Domingo de Ramos marcó el regreso de varias tradiciones que habían sido postergadas.

El Domingo de Ramos es una celebración religiosa que conmemora la entrada de Jesucristo en Jerusalén. Los feligreses se unieron a la celebración, para revivir la pasión por Cristo, el fin de la cuaresma y abrir las puertas a la Semana Mayor.

También las alfombras de aserrín impregnadas de color, arte y devoción son una tradición de la Semana Santa y regresaron para ser admiradas por los feligreses que asisten al Centro de la capital.

Durante la homilía, el cardenal deploró que en Honduras todavía hay “tanto odio” y señaló que “allí no puede estar el Señor, porque donde está el odio está el enemigo, el corazón lleno de odio no tiene espacio para que llegue Jesús”.

El líder de la Iglesia Católica en Honduras pidió a la población “nunca desconfiar de la misericordia de Dios” y al enunciar que “Dios nunca se cansa de perdonar, somos nosotros los que nos cansamos de pedir perdón”.

Para terminar, Rodríguez Maradiaga invitó a los hondureños a participar en las diferentes actividades religiosas durante la Semana Santa y rogar por la presencia de Jesús en sus vidas.

“Que esta Semana Santa que hoy comenzamos sea de mucha bendición para todos”, finalizó.

Fuente: OB/Hondudiario

Irtra
CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close