Bono Bitcóin afectará confianza del mercado

El Salvador. La emisión del bono bitcóin anunciada en noviembre pasado por el Presidente de la República, Nayib Bukele, no ha sido bien recibida por los mercados financieros internacionales, ni tampoco por los economistas y las calificadoras de riesgo.

Recientemente la agencia calificadora Moody’s realizó un análisis de los riesgos que implican esta emisión, que será por $1,000 millones y que se hará entre febrero y marzo próximo, según anunció a principios del año el Ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya.

Los planes del gobierno salvadoreño son crear una ciudad bitcóin con un régimen especial y comprar $500 millones en este criptoactivo.

Para Moody’s el hecho que el Gobierno priorice «la construcción de Bitcóin City y la emisión de bonos bitcóin asociada, en un momento en que el enfrenta intensas presiones de financiamiento, en lugar de identificar claramente un camino de ajuste a mediano plazo… sugiere que garantizar la sostenibilidad fiscal, puede que no sea una prioridad política importante para el Gobierno».

Además, para la agencia continuar con esta emisión «socavará aún más» la posibilidad de lograr el programa con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que el país negocia desde marzo pasado y que implicaría un préstamo de $1,300 millones. Sin este acuerdo (que está en pausa), el financiamiento para apoyo presupuestario de otras entidades como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, están cerradas y eso limita la disponibilidad de fondos al país.

Further Reading
Turquía y El Salvador cierran acuerdo comercial por 100 millones de dólares

«La medida representa una fuente de financiación no convencional que probablemente debilitará aún más la confianza del mercado financiero e implica una complicación adicional de las ya tensas relaciones con el FMI sobre las negociaciones para un programa de financiación. La emisión no convencional sugiere que el Gobierno se está quedando sin de alternativas de financiamiento en un momento crítico, de cara al pago de su deuda de enero de 2023», detalla.

Otras entidades, como la agencia de bolsa especializada, Amherst Pierpont dijo anteriormente en un reporte que la emisión de un bono relacionado con bitcóin por parte del Gobierno de El Salvador «no es una solución en sí mismo» y, además, «confirma informalmente una ruptura con FMI con un modelo alternativo de financiamiento incierto».

El Salvador necesita para este año, según dijo Zelaya, unos $498 millones para cerrar la brecha presupuestaria, además de obtener los $800 millones para pagar para el vencimiento de los eurobonos en enero de 2023. A ello habrá que sumar los fuertes vencimientos que tiene de deuda a corto plazo, que este mes de enero no se han logrado cubrir en su totalidad.

«Es poco probable que el bono bitcóin proporcione algún alivio para las cuentas fiscales y las necesidades de financiación dado que todos los ingresos ya están destinados», dice el reporte

Las dudas de la emisión

El bono bitcóin será por un monto de $1,000 millones, según señaló el mandatario salvadoreño, tendrá un plazo de 10 años, con una tasa de cupón fija de 6.5 %, pero pagará un dividendo especial a los inversores de las ganancias de la compra de $500 millones en bitcóin una vez que se haya recuperado esta inversión.

«El gobierno planea retirar y bloquear esos bitcóin, sacándolos de circulación durante cinco años, después de lo cual planea venderlos a un precio más alto para comenzar a pagar el dividendo especial a los inversores», señala el reporte de Moody’s.

Asimismo, según Bukele, el bono estará respaldado por un flujo de ingresos de Ciudad Bitcóin, que será como una zona especial en el oriente del país sin pagar impuestos, a excepción del 10 % del impuesto al valor agregado (IVA).

Pero la agencia, al igual que todos los que no están involucrados en la emisión (porque no trasciende ninguna información pública), desconoce si «se impondría un dividendo negativo como una pérdida para los inversores en caso de que el precio de bitcóin caiga por debajo del precio de compra original».

El precio del criptoactivo llegó en noviembre del año pasado a cotizarse hasta un máximo histórico de los $69,000, pero este inicio de 2022 ha tenido una fuerte caída que ha llegado a los $32,000, hasta el cierre de esta nota se cotizaba por los $37,000.

Otra de las dudas de Moody’s es que «el Gobierno aún no ha anunciado si tiene la intención de utilizar el flujo de ingresos del IVA (de Bitcóin City) como el único medio para pagar el bono y qué pasaría si son insuficientes para cubrir el servicio de la deuda».

La agencia destaca que aun no se han establecido los términos legales y las condiciones. Para Moody’s los potenciales inversores del bono bitcóin estarán sujetos a una serie de riesgos, incluyendo preocupaciones legales, operativas, de seguridad y transparencia.

Economistas han señalado que cómo esperan que los inversionistas solo reciban un 6.5 % de tasa de interés si el mercado tradicional estaría pagando arriba de un 15 %, por el riesgo país que se ha duplicado el último año.

«Aunque desde el punto de vista de un inversionista que hace su análisis, no es buen negocio… puede funcionar como una suerte de solidaridad de la secta de los ‘bitcoiners’, pero no resulta buen negocio. No tiene sentido que compres el bono de un país con el nivel de endeudamiento de El Salvador y que por 5 años te va a tener congelado eso, porque se espera que el valor del bitcóin suba, para eso mejor mantenerlo en la billetera digital», señalaba anteriormente el ex presidente del Banco Central de Reserva, Carlos Acevedo.

La economista Tatiana Marroquín, también ha dicho que «en términos netamente técnicos y financieros la estructuración que han planteado de ese bono no es atractiva para alguien que sepa sumar; pero hay personas que pueden sumar y que va a pesar más esta emoción de ver como bajo su narrativa el bitcóin se está metiendo en las finanzas tradicionales, para ellos es una victoria», explica.

Para Marroquín esa tasa de 6.5 %, no cubre el riego que actualmente tiene el país. El último indicador del EMBI al que se tiene acceso superaba el 15.4 %.

El factor Bitfinex

Pero, por otra parte, también está el riesgo que «algunas de las partes de la transacción no están calificadas y tienen un historial nulo o limitado en la emisión de bonos en una cadena de bloques… Los riesgos de ejecución se derivan del hecho de que el mercado no está probado para este tipo de transacciones», detalla Moody’s.

Según la agencia será poco probable que esta deuda soberana esté registrada bajo la ley de Nueva York o la de cualquier centro de mercado financiero importante, ya que este se venderá a través de Liquid Network de Blockstream y el corredor de libros será Bitfinex.

«El Gobierno de El Salvador tiene como objetivo crear una ley de valores del gobierno y otorgar una licencia a Bitfinex Securities para procesar y enumerar la emisión de bonos de bitcóin. Bitfinex ha sido objeto de violaciones de seguridad en el pasado, y varios bancos internacionales han cortado sus transferencias bancarias además de ser multado por la oficina del Fiscal General de Nueva York por declaraciones fraudulentas sobre el respaldo de Tether», reza el reporte de Moody’s.

Según Bloomberg, en febrero de 2021, Bitfinex llegó a un acuerdo con la fiscal general de Nueva York, Letitia James, por las acusaciones haber ocultado la pérdida de fondos corporativos y de clientes mezclados, además de haber mentido sobre las reservas. «Sin admitir ni negar ninguna irregularidad, los funcionarios que controlan Bitfinex y la moneda estable afiliada Tether acordaron pagar $18.5 millones y cesar toda actividad comercial en Nueva York y con los neoyorquinos», publicó el medio financiero.

Detalles del proyecto

Los detalles técnicos que se conocen hasta la fecha de los bonos bitcóin son muy reducidos:

Presentación

En noviembre del año pasado, el Presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunció en el marco del desarrollo del proyecto Bitcóin City, la emisión de un bono soberano atado al  bitcóin por  un monto de $1,000 millones. Al principio se dijo que sería lanzado en enero de 2022, pero luego el Ministro de Hacienda mencionó que estarán listos entre febrero y marzo.

Detalles

Los instrumentos de deuda salvadoreña en esta criptomoneda, se ha dicho, tendrán un plazo de 10 años, con una tasa de cupón fija de 6.5 %, pero pagará un dividendo especial a los inversores de las ganancias de la compra de $500 millones en bitcóin una vez que se haya recuperado esta inversión.

Antecedentes

La colocación al mercado de este bono bitcóin se venderá a través de Liquid Network, de la empresa canadiense Blockstream y el corredor de libros será Bitfinex.  En febrero del año pasado, Bitfinex llegó a un acuerdo con la fiscal general de Nueva York a pagar $18.5 millones por acusaciones de  haber ocultado pérdidas de fondos corporativos y de clientes.

Fuente: La Prensa Gráfica.

Nestle
CMI
Irtra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close