Visitas a Cuba respaldan relaciones normales con EE.UU.

Cuba. El director del Centro de Investigaciones de Política Internacional de Cuba, José Ramón Cabañas, afirmó que las visitas de estadounidenses y emigrados a la isla reflejan hoy el respaldo al establecimiento de relaciones normales entre ambos países.

En su cuenta de Twitter el exembajador cubano en Washington comentó que desde 2013 hasta marzo de 2020, dos millones 790 mil 652 cubanoamericanos regresaron a su nación de origen; en tanto en el mismo período dos millones 440 mil 477 norteamericanos realizaron el viaje.

Cabañas cuestionó de esa manera los resultados de una encuesta efectuada en la Florida que, basada en los criterios de 400 personas, ‘pretende ‘demostrar’ que no quieren una relación normal’ con el país antillano.

Dicho sondeo, realizado por Bendixen & Amandi International y publicado la víspera por varios medios de prensa locales, señala que el 66 por ciento de los participantes en la indagación dijeron que se oponen a normalizar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Añade que el 56 por ciento rechaza de alguna manera las facilidades para los viajes entre las dos naciones, los cuales fueron limitados en extremo por el gobierno de Donald Trump (2017-2021).

De acuerdo con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, entre 2019 y 2020 Washington aplicó 17 medidas coercitivas para impedir que los estadounidenses y cubanos residentes en territorio norteamericano vuelen a la isla, lo cual impide el contacto entre familias.

Destaca en ese sentido el anuncio, el 25 de octubre de 2019, de la suspensión de los vuelos de aerolíneas estadounidenses hacia todos los aeropuertos cubanos, excepto el de La Habana.

La disposición entró en vigor el 10 de diciembre de ese año y, un mes después, la administración norteña eliminó los vuelos chárteres entre los dos países, con excepciones humanitarias, e impuso un límite al número de estos.

Las medidas generaron el rechazo de varios congresistas, senadores y organizaciones de Estados Unidos, entre ellos la demócrata por California Barbara Lee, quien catalogó la decisión de la Casa Blanca como un esfuerzo para destruir cualquier relación entre los dos países.

‘Estas políticas aislacionistas y atrasadas dañarán a los cubanos y estadounidenses por igual’, significó.

Por su parte los cubanos residentes en territorio norteamericano han manifestado públicamente su deseo de restablecer los viajes a Cuba y en general las relaciones.

Las recientes caravanas efectuadas en las ciudades de Seatle, Miami, Los Ángeles y New York así lo confirman, con cifras de participantes que superan las cuatro centenas de encuestados en la Florida.

Fuente: PL.

Renace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close