Más del 70% del café de Costa Rica se produce bajo acciones de adaptación y mitigación de gases de efecto invernadero

Costa Rica. El café es uno de los productos de exportación más importantes y emblemáticos de Costa Rica y está estrechamente vinculado con la identidad del país. Sin embargo, el cambio climático amenaza gravemente el sustento de los caficultores costarricenses y la sostenibilidad del cultivo.

Por esta razón, Costa Rica implementó el NAMA CAFÉ, un esfuerzo innovador y pionero en el mundo de colaboración entre los sectores público, privado, financiero y académico. Su objetivo es reducir las emisiones de GEI y mejorar la eficiencia en el uso de los recursos tanto a nivel de plantaciones como de beneficios de café.

Actualmente, las emisiones de gases de efecto invernadero del sector cafetalero nacional se distribuyen porcentual: en un 64% en el área agrícola y un 34% en el sector industrial (sin incluir el tueste ni la exportación).

Mediante un proyecto de Apoyo a la NAMA (NSP por sus siglas en inglés), se logró reducir 14 648,14 toneladas de CO2e equivalente, para el año 2018. El financiamiento estuvo a cargo del Ministerio Federal Alemán de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza, Construcción y Seguridad Nuclear (BMUB) y el Departamento de Negocio, Energía y Estrategia Industrial (BEIS) del Reino Unido y cofinanciado por el gobierno danés y la Comisión de la UE denominado NAMA Facility.

Además, se recibieron $300 000 durante el 2018 y 2019 como parte del programa de incentivos al sector industrial por cambios tecnológicos realizados por la reducción de CO2e, en consumo de agua y electricidad.

Segunda etapa

Este año 2021, se implementa por segunda ocasión el mecanismo de incentivos económicos para beneficios, el cual busca a partir de la mejora en la recopilación de datos y metodología de cálculo del Inventario Gases de Efecto Invernadero, reducir las emisiones que generan, según las mejoras tecnológicas que se continuaron realizando las firmas beneficiadoras.

En esta fase, ya se encuentra habilitada la plataforma CR-CAFÉ, la cual permite realizar los inventarios de gases efecto invernadero, registrar sus proyectos de reducción y con esto mantener una mejor trazabilidad y seguimiento.

También se están realizando acciones a nivel de finca, a través de la capacitación en Buenas Prácticas Agrícolas por medio de 35 parcelas demostrativas en todas las regiones cafetaleras, con las cuales se pretenden capacitar a al menos 2000 personas productoras de café.

Este proyecto se realiza gracias a financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con apoyo del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Para el 2022, el MAG, FUNBAM, el Instituto de Café de Costa Rica (ICAFE) y en apoyo a la Dirección de Cambio Climático (DCC), se estarán también sembrando al menos 137 500 árboles bajo sistemas agroforestales, que apoyarán la mitigación y la adaptación a los efectos del cambio climático.

Actualmente, se trabaja con una proyección a 10 años (desde el 2015) para reducir un total de 71 763 t CO2e, esto representa a manera de comparación, la reducción de aproximadamente 7 millones de galones de diésel.

A pesar de todos los avances y logros obtenidos en el proyecto es importante continuar trabajando en una mejora continua y especialmente con el apoyo de cooperantes internacionales para cubrir las necesidades de la NAMA Café y del sector cafetalero para continuar en una estrategia de un café bajo en emisiones.

Fuente: El País.cr

Nestle
Irtra
CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close