La tasa corporativa del 15% solo favorecerá a países ricos

0
372

Instituto de Gastroenterologa

La Alianza Global por la Justicia Fiscal rechaza el acuerdo de los ministros de finanzas del G-7, que en junio pasado dispusieron una tasa corporativa del 15 por ciento a un centenar de transnacionales informáticas, argumentando que solo favorece a los países desarrollados.

“El acuerdo de los ricos no beneficiará a los países en desarrollo”, manifestó en un comunicado y llamó rechazar el acuerdo fiscal que por más de una década viene estructurando la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El acuerdo fue ratificado ayer por 136 países, pero existe oposición ya que en primera instancia se pedía que fuera de 25 por ciento para evitar una carrera a la baja entre las economías.

La pandemia de COVID-19 y sus impactos presentan una oportunidad histórica para reformar los impuestos corporativos globales y transformar nuestros sistemas tributarios para que respondan mejor a las necesidades de las personas y del planeta, dijo el grupo aglutinado en la oposición.

“Es inconcebible que las soluciones ofrecidas por los países de élite del mundo solo sirvan para reforzar las desigualdades en el régimen fiscal global que durante mucho tiempo han excluido la voz y los intereses de los países en desarrollo y las personas del Sur Global”.

La Alianza Global por la Justicia Fiscal deplora el papel de la OCDE, a la que considera como “un club de los ricos, para reformar las normas fiscales internacionales”. Para darle a su liderazgo el velo de la legitimidad, se creó un marco inclusivo que hasta ahora apenas ha aprobado el “trato de los ricos” del G-7.

Las propuestas en la declaración el 1 de julio para nuevas reglas tributarias globales no abordan los problemas fundamentales de la actual arquitectura tributaria internacional, expuso la Alianza.

En cambio, está diseñado para acomodar el acuerdo reciente del G-7 sobre una tasa impositiva corporativa mínima global del 15 por ciento y hace caso omiso de las sugerencias, propuestas y reservas que varios países en desarrollo, subrayó. Limitar el alcance de la “solución” a un centenar de empresas multinacionales no permitirá a los países en desarrollo recaudar más ingresos fiscales de todas las multinacionales. La tasa impositiva mínima global acordada del 15 por ciento es mucho más baja que la tasa promedio global del Impuesto Sobre la Renta de las empresas, de aproximadamente el 25 por ciento, y más cercana al 12 por ciento propuesto por algunas jurisdicciones de impuestos bajos o nulos.

Establecer el mínimo global a este nivel no beneficiaría mucho al gran grupo de países en desarrollo que tienen tasas impositivas corporativas legales mucho más altas, argumenta la Alianza Global por la Justicia Fiscal. (JB)

Fuente: La Tribuna.


Grupo Extrahotelero Palmares


Trecsa


INOR

Leave a reply


Ciengo Montero


Heberprot