Guía básica para exfoliar el rostro

La exfoliación es uno de los pasos que se debe realizar durante la limpieza facial. No se realiza todos los días, sino entre 2 o 3 veces por semana.

Aquí te brindamos una guía fácil de seguir para el cuidado de tu rostro. Si exfolias tu rostro, estarás removiendo toda la piel y células muertas de tu cara, permitiendo así que el rostro absorba mejor las cremas hidratante y alcanzando que tu maquillaje se asiente y luzca de manera más natural en tu piel.

Todas las pieles necesitan exfoliarse para librarse de las impurezas y mejorar su luminosidad y textura.

Con la cara limpia y húmeda, vamos a ver cómo exfoliar la cara paso a paso y de forma correcta:

Paso 1: Aplica una pequeña cantidad del exfoliante en la yema de tus dedos. Con los dedos, aplica el producto en tu cara: pómulo, mejillas, frente y barbilla. No apliques el exfoliante en el contorno de los ojos (ojeras), recuerda que en esta zona la piel es más fina y delicada.

Paso 2: Cuando apliques el exfoliante, hazlo con las yemas de los dedos, siempre con movimientos suaves y circulares. Dependiendo de la marca del exfoliante deberás dejarlo más o menos tiempo. Recomendamos dejarlo en la cara un mínimo de 5 minutos.

Paso 3: Retira el exfoliante con agua fría, tibia o templada, siempre con masajes que vayan de abajo hacia arriba. Por ejemplo, desde la barbilla en dirección a las orejas o desde las mejillas hacia la zona alta de la ceja.

Fuente. vidasana.sv

Nestle
CMI
Irtra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close