Guatemala fortalece protocolos sanitarios tras ingreso de nueva cepa del COVID-19

0
330

Instituto de Gastroenterologa

Guatemala. El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social  (MSPAS) informó este viernes que fue detectada  una nueva cepa de coronavirus (COVID-19) en Guatemala, por lo cual se han fortalecido los protocolos sanitarios a nivel nacional.

La titular de la cartera de Salud, Amelia Flores, informó que esta nueva variante del virus es conocida  como «cepa californiana», que registra un contagio más rápido y un 20 por ciento más transmisible que la original.

    «Estos casos fueron detectados en los departamentos de El Progreso y Guatemala», expresó la funcionaria en entrevista para la Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN).

Primeros casos

Las pruebas se hicieron a cuatro hombres y tres mujeres de entre 17 y 87 años. Las personas presentan síntomas leves, según el último informe médico.

Fortalecen acciones

El Ministerio de Salud, a través del Laboratorio Nacional de Salud (LNS), emitió este viernes una alerta epidemiológica por nueva variante de SARS-CoV-2.

Esta semana el LNS concluyó con la segunda ronda de secuenciación genómica, cuyo mecanismo incrementa la cantidad de datos de secuenciación disponibles a nivel global. Este permite mejorar el desarrollo de protocolos de diagnóstico.

Ante ello, se analizaron más de 330 muestras positivas para COVID-19, las cuales corresponden de septiembre a diciembre de 2020 y enero de 2021.

Los resultados confirmaron que desde enero se encuentran circulando en el territorio guatemalteco dos de las variantes clasificadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como VOI (por sus siglas en inglés), también conocidas como variantes de interés en salud pública.

Origen de la cepa

La variante SAR-CoV- B.1.427/B.1.429 se originó en California en mayo de 2020 y se ha detectado en al menos 29 países en el mundo. El rápido aumento del número de casos de coronavirus que tiene esta cepa como variante llevó a su clasificación como COV (nueva variante preocupante) en el Centro para el Control de Enfermedades de Estados Unidos.

Esta clasificación significa que la variante aumenta la transmisibilidad de la enfermedad, los síntomas son más fuertes, lo que podría causar el aumento de hospitalizaciones e incluso muertes, una menor efectividad de tratamientos y vacunas y fallas en la detección diagnóstica.

Según un estudio realizado por el instituto BioRxiv, la cepa B.1.427/B.1.429 disminuye la actividad de los anticuerpos neutralizantes provocados por la vacuna.

Además, la propagación rápida y progresiva de la nueva cepa es consistente con el hallazgo que confirma su mayor transmisibilidad en comparación con las demás cepas.

Llamado a la población

Flores pidió a la población informarse por las vías oficiales sobre este tema. Recalcó que el objetivo de este estudio es contar con información actualizada de las variantes que se encuentran en Guatemala, con el propósito de discutir y tomar las acciones adecuadas.

    “Estamos a tiempo para evitar la transmisión masiva de este virus. Es importante que la población mantenga la calma y que mantengamos las medidas preventivas como el lavado constante de manos, el distanciamiento físico y evitar aglomeraciones o reuniones sociales”, indicó la funcionaria.

Vigilancia genómica

El LNS ha mantenido desde el año pasado la vigilancia genómica del SARS-CoV-2, a través de la secuenciación del virus para identificar las variantes y detectar sus posibles mutaciones.

Asimismo, la información actualizada y detección oportuna de estas cepas contribuye al sistema de Salud pública para la toma de decisiones para adquirir vacunas y la búsqueda de alternativas para la identificación del virus mediante el procedimiento PCR abierto y pruebas rápidas.

Fuente: AGN.


NiPromed


Meli Hotels International Cuba


Unete

Leave a reply


Renace


Servicios Mdicos Cubanos