Funcionarios del presidente Joe Biden viajan a México y Guatemala en cruzada para contener flujo inmigratorio en la frontera

Centroamérica. Funcionarios de la administración Biden viajarán este lunes a México para reunirse con su contraparte mexicana y abordar temas referentes a la inmigración y cooperación. Posteriormente la comisión se trasladará a Guatemala, donde sostendrán reuniones el miércoles con el presidente Alejandro Giammattei y el canciller de ese país Pedro Brolo, dijeron funcionarios del gobierno guatemalteco.

La información fue confirmada posteriormente por Roberto Velazco, funcionario del Departamento de Relaciones Exteriores mexicano, quien detalló que la reunión está prevista para este martes.

«Nos acompañarán Roberta Jacobson, enviada especial presidencial para la Frontera, Ricardo Zuniga, enviado especial presidencial para el Triángulo Norte de Centroamérica y Juan González, director para el Hemisferio Occidental del Consejo Nacional de Seguridad. Asimismo, participarán representantes de la CEPAL», escribió Velazco en un tuit.

La Casa Blanca ha enfatizado que trabajará «estrechamente» con México y los países del Triángulo Norte de Centroamérica para atacar las «causas fundamentales» de la migración irregular desde esos países.

El mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, fue el primer líder de la región con quien el presidente Biden sostuvo una llamada y una reunión bilateral virtual.

El viaje oficial ocurre tras la entrada de vigor, el domingo, de regulaciones por parte de México para restringir las entradas no esenciales de personas desde Guatemala, argumentando medidas para mitigar la pandemia.

Las limitaciones de movilidad se han puesto en marcha al mismo tiempo que el gobierno de México trabaja con Estados Unidos para reducir los niveles de migración en la frontera sur, donde los cruces de familias y menores no acompañados se incrementaron en 168% y 63%, respectivamente, entre enero y febrero.

Para algunos, las medidas entre la frontera de México y Guatemala responden al mensaje de la Casa Blanca a los inmigrantes a que “no vengan”.

“No hay razón para que esto ayude a la salud pública. Esto viene de la negociación con Estados Unidos, está muy claro”, aseguró a la agencia AP, Yuriria Salvador, del Centro de Derechos Humanos Fray Matias de Cordova, en Tapachula, México.

El presidente Biden remarcó el domingo que su administración se está asegurando de “reestablecer lo que existía antes, que era que ellos [los migrantes] se puedan quedar en su lugar y someter sus casos desde sus países de origen”.

El director de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, aseguró que la frontera con México está “segura” y “cerrada”, a pesar de que miles de migrantes centroamericanos han sido interceptados por la Patrulla Fronteriza, a un ritmo que podría superar los registrados desde hace 20 años.

Fuente: La Página.

Renace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close