Enfermedades de la piel que podrían agravarse en verano

0
198

Remington Latam

En el verano se registra un aumento de las temperaturas, existe mayor exposición a los rayos ultravioleta (UV), y estamos expuestos a recibir baños prolongados de sol y a la deshidratación.

Todos estos factores intervienen y provocan cambios en nuestra piel, como las manchas, el envejecimiento prematuro, e incluso la insolación.

¿En qué consisten esos trastornos?

“Los rayos UV producen efectos de radiación sobre nuestra piel, generando cambios en las fibras de colágeno y elastinas, que son las que le dan el sostén a la piel.

También se aumenta la producción de melanina en los melanocitos (los que nos dan el pigmento), lo que ocasiona un aumento en la pigmentación del rostro”, detalla Verónica Avoleván, doctora en medicina estética.

Según la especialista, los rayos UV y la exposición prolongada a estos producen diversas enfermedades, ya que esto favorece el origen de híper producciones celulares anómalas, que se traducen en cáncer de piel.

Estos son los principales trastornos de la piel que empeoran durante el verano, según avoleván:

APARECIMIENTO DE MANCHAS: Durante la exposición al Sol se acumula melanina (pigmento), que afecta el aspecto físico. Las zonas más expuestas a la luz solar: rostro, escote y manos, son las mayormente afectadas.

LÍNEAS DE EXPRESIÓN: Cuando la piel es sensible se vuelve más vulnerable a los efectos del Sol, su exposición provoca resequedad y al realizar cualquier gesto el tejido tiende a agrietarse y se marca más.

QUERATOSIS ACTÍNICAS: Es un precáncer de piel muy común, que afecta principalmente a personas de tez, cabello y ojos claros, quienes se encuentran más propensos a desarrollarla cuando están expuestas al sol durante mucho tiempo.

ACNÉ: La exposición excesiva a los rayos solares puede llegar a provocar inflamación de la piel y con ello desencadenar un brote de acné. Por lo que debe disminuirse la exposición al Sol y usar protector solar.

Recomendaciones para cuidar la piel de tus hijos durante el verano:

  • Si van a estar expuestos al Sol, aplícales filtro solar cada dos horas.
  • Luego de visitar la piscina o la playa, pídeles que se bañen e hidrata su piel.
  • No dejes que caminen descalzos en lugares públicos.
  • Aumenta el consumo de agua para evitar una deshidratación.
  • No permitas que tomen el Sol entre las 11:00 a.m. y las 4:00 p.m.
  • Evita que los niños se expongan directamente al Sol. Haz que utilicen gafas, ropa y gorras para cubrirse.

Fuente. vidasana.sv


Irtra


Trecsa


INOR

Leave a reply


Ciengo Montero


Heberprot