Cuba denuncia presiones de Estados Unidos para que otros países se unan a campaña mediática

0
377

Instituto de Gastroenterologa

El canciller Bruno Rodríguez Parrilla ofreció este jueves una conferencia de prensa donde denunció que Estados Unidos estaba presionando a terceros países para que se pronunciaran en una declaración conjunta contra Cuba a partir de los sucesos ocurridos el 11 de julio y la presión mediática de Washington.

Responsabilizó al Departamento de Estado de promover esta campaña en miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) a la que Cuba no pertenece y no está interesada en ingresar, y emplazó al Secretario de Estado, Antony Blinken a que reconozca o desmienta tales presiones.

Dijo el canciller cubano que se había puesto en contacto con varios líderes europeos y latinoamericanos, y todos han manifestado su descontento con esta presión de Estados Unidos.

Rechazó las sanciones impuestas por Estados Unidos contra el Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, General de Cuerpo de Ejército, Alvaro López Miera, así como a la Brigada Especial Nacional del Ministerio del Interior.

Calificó de infundadas y calumniosas las sanciones impuestas por la Casa Blanca, alegando que Estados Unidos debería aplicarse la Ley Global Magnitsky por los actos de represión que se comenten a diario en Estados Unidos y que han costado la vida de 1021 personas solo en el año 2020.

Durante la conferencia de prensa en la cancillería cubana, el titular de Exterior reiteró que Estados Unidos no tienen autoridad moral para solicitar que liberen a personas detenidas en Cuba, “es un acto de injerencia e intervencionismo en los asuntos internos del país”.

Dijo Rodríguez Parrilla que Estados Unidos miente cuando se refieren a manifestantes pacíficos, elude reconocer que hubo actos violentos, evitando las denuncias realizadas por Cuba de instigar a los actos violentos y actos de terrorismo desde los Estados Unidos, hechos que se han venido alentando desde el 15 de junio y después el 5 de julio, y que han sido denunciado con anterioridad.

“No han dicho nada el presidente, ni su secretario de Estado, ni sus consejeros de Seguridad Nacional en la Casa Blanca, ni nadie, atreviéndose a refutar las acusaciones que hice o desmentir la evidencia que presenté”, dijo.

Se refirió a las listas publicadas de personas desaparecidas, enfatizando que en Cuba no hay desaparecidos, “rechazo que haya incluso un solo caso, en un mundo en el que se sabe que ocurren atrocidades, donde en países de Sudamérica se han producido miles y miles de asesinatos de defensores de derechos humanos, activistas sociales, líderes comunitarios, de personas que se sumaron a procesos de paz, o casos terribles de los cuales el Gobierno de Estados Unidos ha sido muy tímido en referirse a ellos, como los llamados ‘falsos positivos’ o los asesinatos de civiles para presentarlos como beligerantes”.

Emplazó al gobierno estadounidense y a cualquier otro a que mencione el nombre de un menor de edad que esté detenido en Cuba en este momento, reafirmando que en la isla se cumple con el estricto apego a la Constitución y a las leyes sustantivas y procesales cubanas, y con todas las garantías del debido proceso de las personas detenidas.

Sobre estos casos precisó que la mayoría de las personas que participaron en los disturbios del 11 de julio se encuentran en libertad, habiendo sido multados o bajo medidas cautelares domiciliarias en los casos en que han sido instruidos de cargos o están sujetos a procesos de investigación.

“Rechazo contundentemente que haya habido un caso de tortura y emplazo a las personas que se han referido a eso, a que presenten nombres, lugares y evidencias”, añadió.

Sobre declaraciones de Estados Unidos que estaba buscando vías con el sector privado para facilitar el internet en la isla, Rodríguez Parrilla manifestó que el principal obstáculo a la conectividad de los cubanos en la isla es el bloqueo de Estados Unidos, es la manipulación externa de las redes digitales, la conducta impropia de las plataformas tecnológicas  y de los grandes emporios que hacen y deshacen, y que lamentablemente el gobierno de Estados Unidos en buena medida controla.

“Informo, denuncio y reclamo al Gobierno de EE.UU. que actúe ante los cientos de ataques informáticos que se han producido y se están produciendo contra Cuba, con medios informáticos que están asentados en el territorio de EE.UU. y bajo soberanía de ese país, y que ocurren con total y absoluta impunidad. Preocupa gravemente a nuestro pueblo y a nuestro Gobierno, y debiera preocupar también a las instancias internacionales, la manipulación de información e imágenes que ocurre consistentemente hasta este momento”.

Durante la conferencia de prensa criticó la manipulación que se está realizando por algunos medios de prensa sobre la situación en Cuba. Se refirió a las cadenas CNN en Español y Fox de estar haciendo una manipulación sistemática y mendaz de las noticias y la situación real de Cuba, alejándose de estándares elementales de decencia informativa, de un periodismo real y objetivo, violentando sus propias reglas, irrespetando el derecho de los estadounidenses y de los ciudadanos del mundo a recibir una información libre y veraz.

“Fox News ha manipulado videos con alta tecnología para hacer parecer manifestaciones de apoyo a nuestro pueblo y la revolución como actos de oposición”.

Sobre la situación de la Covid en Cuba, el canciller cubano denunció las declaraciones de Biden de atribuir el pico de enfermos a una mala gestión del gobierno en condiciones sociales complejas. “Las fosas comunes están en Hart Island, en Estados Unidos. No están en Cuba. Los muertos en las calles estuvieron en decenas de ciudades en Sudamérica y ocurre hoy en buena parte del planeta, y el Gobierno estadounidense nunca hizo campañas ni llamó a ayuda humanitaria ni lo consideró una razón de inestabilidad”, precisó.

Sobre el mecanismo Covax, explicó que Estados Unidos sabe que para Cuba era imposible, primero por su limitada cobertura de solo garantizar el 20 porciento, segundo por los financiamientos que se requieren, pues la vacuna es cara, y tercero porque el mecanismo ha fallado estrepitosamente en suministrar vacunas que hay sido contratadas y pagadas, beneficiándose las trasnacionales que se han enriquecido de una manera vil a costa de la pandemia.

Explicó que la letalidad en Cuba está muy por debajo de la de la mitad del mundo y de más de 60 países, y que el índice de casos está muy por debajo de los estándares internacionales. “Da pena que sea el país que ha reportado más de 600 mil muertos, la mitad de los cuales podría haberse evitado con otras políticas diferentes a las del gobierno de Trump, y que hoy sufre un pico pandémico también, el que se refiera a la gestión de la pandemia en Cuba”, puntualizó.

Otro tema tratado en la conferencia de prensa fue el referido a las remesas, donde se acusó al presidente de Estados Unidos de referirse a ello de forma errática. Al respecto se aclaró que no fue el gobierno de Cuba quien en septiembre del 2019 limitó las remesas a las familias cubanas a 1 mil dólares trimestrales, el que suspendió las remesas no familiares, el que en febrero del 2020 eliminó la posibilidad de que la compañía Western Union mandase a Cuba remesas desde terceros países, el que en junio del 2020 estableció regulaciones que impiden los reenvíos de remesas desde Estados Unidos a varias compañías. Fue el gobierno de Estados Unidos quien anunció en septiembre del 2020 la incorporación de Cuba AIS, una subsidiaria de Fincimex, a la lista de entidades restringidas, que en octubre del 2020 modificó las regulaciones para impedir que personas sujetas a la jurisdicción  de Estados Unidos procesaran remesas desde y hacia Cuba, que incluye a entidades que ese gobierno ha incluido en la llamada lista de entidades cubanas restringidas.

Igual explicó que Estados Unidos miente al decir que Cuba se queda con parte de las remesas, “los emplazo a que expliquen que quieren decir o que presenten evidencias”, las remesas no se gravan ni hay impuestos, no hay aranceles sobre ellas, detallando que quien fija las comisiones no es el gobierno cubano, sino Western Union, de cada 100 dólares que se enviaban a Cuba, esta compañía cobraba aproximadamente cinco dólares, y la compañía tramitadora cubana percibía también una comisión financiera de un dólar.

El canciller cubano hizo un llamado al presidente Biden a que escuche también a los cubanos que viven en Cuba y a los cubanos que están en Estados Unidos a quienes daña esta política de bloqueo.

Sobre los mencionados ataques sónicos a funcionarios de la Embajada de Estados Unidos en Cuba, se reiteró por parte del canciller que después de cuatro años de investigaciones las propias agencias estadounidenses no han encontrado una sola evidencia de un acto deliberado y que no tiene ninguna explicación para los síntomas de salud que en su momento ellos refirieron, recordando que científicos de todo el mundo han desmontado esa mentira.

Se refirió a los altos costos financieros que tienen que pagar las familias cubanas para poder emigrar o visitar un familiar en Estados Unidos, pues deben viajar a Georgetown, permanecer semanas para recibir los servicios consulares y no se permite presentar la documentación de salud de instituciones cubanas.

“Hacer esto, en medio de las condiciones difíciles de vuelos internacionales actualmente, es, como mínimo, cruel”, puntualizó.

Denuncio que este 25 de julio se prepara una flotilla de medios navales desde Estados Unidos hacia aguas internacionales cerca de Cuba, en este sentido Rodríguez Parrilla hizo un llamado a las autoridades estadounidenses a que actúe con seriedad para evitar incidentes que no convienen a nadie.

Al finalizar el encuentro, el canciller cubano respondió preguntas de la prensa nacional y extrajera presente.

Fuente: Periódico Digital Centroamericano y del Caribe.


NiPromed


Hard Rock Hoteles


Centro Nacional de Ciruga de Mnimo Acceso

Leave a reply


Ciengo Montero


Tigo Guatemala