Costa Rica inicia conmemoración de sus 200 años de Independencia

0
395

Industria Molinera S.A.

Costa Rica. Con un acto solemne en el Archivo Nacional, el Presidente de la República y la Ministra de Cultura lanzaron la conmemoración de los 200 años de Independencia de Costa Rica.

En la ceremonia se develó el Acta de la Independencia, firmada en Cartago el 29 de octubre de 1821, luego de un riguroso proceso de restauración por expertos del Registro Nacional y de la Universidad de Costa Rica.

Acompañado por representantes de los Supremos Poderes, del cuerpo diplomático, de gobiernos locales y de invitados especiales, el presidente Carlos Alvarado Quesada, y la ministra de Cultura, Sylvie Durán Salvatierra, lanzaron este viernes la conmemoración de los 200 años de independencia de Costa Rica.

“Conmemorar el Bicentenario de nuestro Independencia es celebrar que a lo largo de 200 años las y los costarricenses nos hemos dedicado a construir, en libertad, un país que hoy es ejemplo para el mundo por el compromiso de su pueblo con la democracia, la paz, la solidaridad, los derechos humanos y el ambiente”, expresó el presidente Alvarado en el acto realizado en las instalaciones del Archivo Nacional.

El año de conmemoración del Bicentenario se plantea como un programa con cientos de proyectos y actividades, que se nutre a partir de cuatro grandes pilares: la Costa Rica histórica, la Costa Rica sana, pacífica y solidaria, la Costa Rica responsable con el ambiente y descarbonizada y la Costa Rica capaz, creativa y plural.

El Presidente de la República recalcó que se trata de un programa austero debido a la pandemia y la afectación de las finanzas públicas. Asimismo, la ministra de Cultura explicó que hay cientos de proyectos ya incluidos por diversas instituciones del país; sin embargo, el cronograma se irá enriqueciendo durante el año porque iniciativas de ciudadanos, gobiernos locales, organizaciones y entidad se podrán unir al festejo.

Acta de la Independencia.

“Y aquí, frente a nuestra acta de Independencia, restaurada con esmero y amor patrio, señalo que esta conmemoración es también una oportunidad para mirar hacia adelante e imaginar un mejor futuro; un futuro que seguiremos construyendo en libertad, entre todas y todos, como un nuevo contrato social a la altura de los nuevos desafíos de los tiempos”, afirmó el gobernante costarricense.

Espíritu de la conmemoración. Los 200 años de Independencia se celebrarán desde la experiencia ciudadana, familiar, comunitaria o regional; favorecerán el diálogo entre generaciones y resaltarán el valor de la cultura y el patrimonio como factor de desarrollo, de diferenciación, de resiliencia y de capacidad de crear soluciones en conjunto y construir juntos los nuevos caminos de la historia, así como la capacidad de nuestra sociedad de diseñar el futuro que desea.

Sylvie Durán Salvatierra, ministra de Cultura y Juventud, resaltó que llegamos a esta efeméride con grandes méritos que nos han posicionado en el mundo y con enormes desafíos, tanto propios como otros compartidos con el resto del mundo.

“Una conmemoración como esta es una oportunidad única para reconocernos, aquilatar y compartir nuestra historia y fortalecer nuestra conciencia como sociedad. Se suele decir en materia de medio ambiente: nadie cuida lo que no ama y nadie ama lo que no conoce. (…) En este año, recorreremos los caminos de la historia y el territorio en los que nuestras generaciones y poblaciones, hemos soñado y abonado a lo que es nuestro país”, exclamó.

Programa en crecimiento. Bajo el principio de austeridad y respeto a las medidas y protocolos sanitarios que se deben cumplir debido a la pandemia, el programa incluye actividades en bibliotecas, conferencias, charlas, exposiciones, libros, producciones audiovisuales, investigaciones de comida tradicional y cientos de proyectos más.

Se destacan, por ejemplo, una moneda conmemorativa, ediciones especiales de la Junta de Protección Social y de Correos de Costa Rica, un proyecto para rescatar las recetas que hemos heredado de nuestros antepasados, historias de 200 mujeres en el bicentenario, un proyecto sobre Marcus Garvey y una edición del Festival Nacional de las Artes.

El programa seguirá nutriéndose a lo largo del año, como un producto vivo, bajo un modelo participativo que invita a todas las personas, instituciones y organizaciones a enviar sus propuestas a través del sitio web de la conmemoración: https://200costarica.go.cr/

La conmemoración fue declarada de interés público y nacional a través del decreto ejecutivo N° 41909-C publicado en la Gaceta en el año 2019. Además, su curadoría se ve respaldada a través de la Comisión de Conmemoraciones Históricas creada por ley en el año 1973.

Develación del Acta de la Independencia restaurada. Este viernes, se llevó a cabo la develación del Acta de la Independencia. Este es el primer proyecto del programa de conmemoración, propuesto por el Archivo Nacional del Ministerio de Cultura y Juventud, entidad que resguarda la historia documental del país.

Acompañados de la música de la Patriótica costarricense interpretada por el cuarteto de cuerdas de mujeres de la Orquesta Sinfónica Nacional y bajo la guía del colibrí como imagen de la conmemoración, los estudiantes Kevin Alejandro Víquez Segura y Sofía Jiménez Zamora se encargaron de mostrar el documento -que marcó el inicio de nuestro proceso de independencia- a las personas presentes en la sala del Archivo Nacional y al resto del país por medio del Facebook Live.

Estos alumnos pertenecen a la Escuela Pedro Murillo Pérez, institución bicentenaria de nuestro país ubicada en Barva de Heredia.

El proyecto de restauración implicó una importante intervención basada en recomendaciones de laboratorios científicos de la Universidad de Costa Rica, producto de un minucioso proceso de investigación. Se aprovechó el proceso para volver a coser y empastar el libro de actas y crear un nuevo contenedor permanente elaborado por expertos en la materia.

Además del acta de independencia, durante la actividad se exhibieron en el Archivo Nacional otros documentos de alto valor histórico como el Pacto de Concordia del 1° de diciembre de 1821.

Acta de la Independencia de Costa Rica se sometió a riguroso proceso de restauración

Firmada en el Ayuntamiento de Cartago el 29 de octubre de 1821, el Acta de la Independencia, uno de los tesoros patrimoniales de Costa Rica, se sometió durante el último año y medio a un delicado y riguroso proceso de restauración.

Como parte del lanzamiento de la conmemoración de los 200 años de Independencia de Costa Rica, este viernes se develó este fragmento de la historia del país y por única vez, luego del cuidadoso y complejo trabajo de conservación de este documento de dos folios.

La presentación del acta en el Archivo Nacional de Costa Rica se realizó en la actividad oficial de lanzamiento del Bicentenario, la cual contó con la presencia del presidente de la República, Carlos Alvarado, y miembros de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como invitados especiales de otras instituciones.

El proceso de restauración del Acta de Independencia es una historia de cariño a la Patria y pasión por la historia, protagonizada por un equipo multidisciplinario de los ámbitos público y privado que estuvo liderado por el Archivo Nacional en colaboración con funcionarios de la Universidad de Costa Rica y el apoyo de empresarios privados.

Debido a su continua manipulación durante dos siglos, el Acta estaba ampliamente deteriorada, a pesar de los rigurosos cuidados con que la resguardaban en las últimas décadas en el Archivo Nacional. La conmemoración de los 200 años de Independencia fue el contexto idóneo para intervenir el documento.

“En buen tico, el documento del Acta había sido bastante traveseado durante toda su historia. Se prestaba, se exhibía, se iba de gira por el país, y es así como se llega a un importante nivel de deterioro que era necesario intervenir”, explicó Alexander Barquero Elizondo, director general del Archivo Nacional. Manchas, oxidación y pequeñas rasgaduras eran algunos de los daños que presentaba el documento.

Dos folios fundamentales para la historia de Costa Rica. La historia de esta Acta de Independencia comienza en un Cartago colonial –en el que pocas personas sabían leer y escribir– y culmina 200 años después, en un esfuerzo enorme que incluye a químicos, microbiólogos, biotecnólogos, conservadores de arte y restauradores de Costa Rica y de Italia (Florencia).

El acta es un documento pequeño e, incluso, puede parecer modesto; prueba de que las apariencias engañan. Se trata de dos folios fundamentales para la historia de Costa Rica, ya que en sus líneas manuscritas se proclama la independencia absoluta de España, un primer paso en el proceso hacia una vida soberana.

Si bien se firmaron documentos similares en los ayuntamientos de San José, Alajuela, Heredia y Nicoya, el de Cartago se convirtió en simbólico. Hay que recordar que Cartago era la capital de la provincia de Costa Rica y el acta recoge firmas de delegados de otros pueblos: Alajuela, Heredia, Ujarrás, San José, Barva y Bagaces, detalló el historiador Javier Gómez Jiménez, jefe del departamento Archivo Histórico.

Minucioso proceso. La intervención física del acta empezó en el departamento de Conservación del Archivo Nacional, en manos de Carlos Pacheco, restaurador con más de 40 años de experiencia en la institución. Precisamente fue Pacheco quien alertó de la oportunidad de restaurar el documento, lo cual se hizo gracias a un convenio entre el Archivo Nacional de Costa Rica, (entidad desconcentrada del Ministerio de Cultura y Juventud) y la Universidad de Costa Rica (UCR).

Lo primero que Pacheco hizo fue descoser el Libro de Actas del Ayuntamiento de Cartago. Posteriormente, los expertos estudiaron el acta minuciosamente desde diferentes especialidades.

“Mediante el equipo del Centro de Investigación en Ciencia e Ingeniería de Materiales y del Instituto de Investigaciones en Ingeniería (INII) se realizó la caracterización fisicoquímica de los documentos, mientras que en CIPRONA-CENIBiot se efectuó la prospección microbiológica. Asimismo, las investigadoras revisaron gran cantidad de bibliografía y consultaron a expertos nacionales e internacionales para redactar el protocolo de intervención que requería el material”, comentó Paola Agüero Gamboa, bachiller en Química y asistente de la investigadora Mavis Montero, encargada del LABCultura (Laboratorio de Conservación de Patrimonio Cultural) del Cicima de la UCR.

Aunque la UCR empezó colaborando en el proceso de diagnóstico de la situación del documento, luego se involucró en la etapa de restauración a otros especialistas: Salomón Chaves, experto en conservación de papel e investigador del Instituto de Investigaciones en Arte (IIARTE), y Agustín Solano Arguedas, funcionario del INII, entidad que cuenta con un laboratorio especializado en papel. A ellos se unió Max Chavarría del Centro de Investigaciones en Productos Naturales (Ciprona) y el Centro Nacional de Innovaciones Biotecnológicas (CENIBiot), que, en conjunto con su equipo de investigación, ayudaron a determinar los microorganismos presentes en el documento.

De hecho, a los folios de 200 años se les aplicó un jabón especial diseñado y fabricado por Darío Chinchilla, profesor de la Escuela de Química de la UCR, quien los donó desde su empresa privada (Terra & Botanics).

Bajo la coordinación de Montero y con el apoyo de estos profesionales, se diseñó entonces el protocolo necesario para limpiar y restaurar el documento con sustancias químicas.

Una vez definido el protocolo, se separaron las intervenciones: habría una específica para el Libro del Ayuntamiento de Cartago y otra para los folios del Acta. Al primero se le aplicaron detergente y sustancias químicas como borohidruro de sodio, fitato de calcio e hidróxido de calcio. A los dos folios del Acta de Independencia se les trató además con agentes químicos para revertir el proceso de oxidación (presente en las tintas y en el papel), para inactivar metales y para neutralizar la acidez del papel.

Dentro de algunas semanas se efectuarán las últimas tareas, aplicando nanopartículas de hidróxido de calcio facilitadas por la Universidad de Florencia y CSGI, gracias al apoyo del profesor Piero Baglioni. El producto, que se aplica en spray, actúa como reserva alcalina y antioxidante. Finalmente, se colocará una gelatina para darle resistencia a los folios.

Contenedor especial. Luego de que Carlos Pacheco restauró los folios del Libro de Actas del Ayuntamiento de Cartago y los agrupó en 18 cuadernillos, el encuadernador y restaurador de libros Luis Umaña, dueño del taller el Diario de los Viajes, donó su trabajo y cosió los cuadernillos en bastidor, siguiendo la técnica tradicional empleada hace 200 años en ese tipo de libros; después realizó la encuadernación respectiva. Por recomendación de la UCR, no se usó goma en el proceso.

El paso siguiente fue construir un contenedor especial para guardar, por separado, el Libro de Actas y los folios del Acta de la Independencia. Para esto, Umaña confeccionó artesanalmente un estuche de almeja con dos gavetas.

En la tapa y contratapas de los documentos, así como en las paredes y gavetas del contenedor se reviste un papel original y artístico, marmoleado, donado por Amanda López, y el cuero para las tapas y el estuche de conservación fue aportado por la tenería El Molino, de Cartago.

¿Qué sucederá con este contenedor, y su valioso contenido, en un futuro? Siguiendo el consejo de los expertos involucrados, quedará en los depósitos del Archivo Histórico y solo se abrirá para realizarle mantenimientos futuros.

¿El público no lo podrá ver? No la original; en la Sala de Consulta, habrá una réplica física y, por supuesto, estará también disponible la copia digital en la mayor calidad posible para la consulta de toda la ciudadanía, como ha sucedido hasta ahora.

“Esta es la única vez en los próximos años que se podrá exhibir el Acta de Independencia, uno de los tesoros patrimoniales de nuestro país; y en esta actividad que se ha organizado con un profundo respeto y cariño para iniciar las celebraciones de los 200 años de vida independiente, para todas y todos los habitantes de nuestra querida Costa Rica”, indicó el director general del Archivo Nacional.

Luego del especializado proceso de intervención, el documento será resguardado en los depósitos especializados, lejos del desgaste producido por la exhibición y la manipulación.

Fuente: El País.cr


Irtra


Meli Hotels International Cuba


Remington Latam

Leave a reply


Ciengo Montero


Heberprot