Combatir la corrupción, la petición en común para el gobierno de Xiomara Castro

Honduras. La presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro, a falta de un anuncio oficial por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE), tomará posesión de su cargo el próximo el 27 de enero de 2022, y lo hará como la primera mujer que gobernará el país centroamericano, e incluso como la más votada en la historia de la nación.

Según la última actualización del CNE, Castro, del partido Libertad y Refundación (Libre), sumaba 1.462.166 votos (50,49 por ciento), contra 1.043.603 (36,04 por ciento) de Nasry “Tito” Asfura, del gobernante Partido Nacional (PN).

El CNE ya ha transmitido 15,361 actas de un total de 18 mil 293, es decir, un 83.97 por ciento, en una última actualización del domingo 5 de diciembre a las 09:25 de la mañana, hora de Honduras.

La nueva gobernante de los hondureños ya recibió felicitaciones de varios países, además de que ya fue reconocida con vencedora por parte de sus contendientes en la justa electoral.

Países como Panamá, Estados Unidos (EEUU), España, Costa Rica, Venezuela, Cuba, Argentina, Ecuador, por mencionar algunos, han saludado la victoria en las urnas de Xiomara Castro.

Desde ya diferentes sectores y entes han señalado que la lucha contra la corrupción será uno de los más grandes retos que tendrá que enfrentar el gobierno de Xiomara Castro y compañía.

El director ejecutivo del Grupo de Trabajo del Triángulo Norte de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Michael Camilleri, indicó en su momento que Honduras pierde el 12.5 por ciento de su producto interno bruto (PIB) (unos 65,000 millones de lempiras) como consecuencia de la corrupción en el sistema público.

Es bien sabido que la corrupción mantiene empobrecida a la nación centroamericana, dejándola en una marcada desigualdad social y económica.

Una corrupción “legalizada”

Para el director del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), Mauricio Díaz Burdett, uno de los principales retos de la virtual presidenta, Xiomara Castro, es destruir el sistema de corrupción “legalizado” en Honduras.

“La corrupción es uno de los principales retos que tiene la próxima administración de Honduras. En un ambiente donde campea la corrupción y la impunidad, las buenas inversiones se alejan, el nivel de riesgo incrementa y solamente son atractivas para aquellos que quieren aprovecharse para hacer inversiones de corto plazo”, dijo Díaz Burdett.

La fuente consideró que los mecanismos para combatir la corrupción en Honduras “son cada vez menos”, porque se han aprobado leyes que limitan el combate contra este flagelo, mencionando el nuevo Código Penal que entró en vigencia en junio de 2020.

De su lado, el exdiputado Aníbal Cálix, señaló que el gobierno que presidirá la Xiomara Castro, deberá fortalecer la institucionalidad y luchar contra la corrupción.

A criterio de Cálix, la corrupción es el principal flagelo que adolece a Honduras, porque le quita salud, educación y bienestar a la ciudadanía.

El excongresista ve necesario el establecimiento de un sistema contra la impunidad con órganos e instituciones que tengan independencia de gestión financiera para combatir el mal uso del poder público.

La CICIH es una opción

Honduras podría solicitar ayuda para luchar contra la corrupción, sin embargo, el exdiputado enfatizó que se debe atacar al flagelo con las autoridades y entes del país.

“Lo más importante no son los nombres, sino que el Congreso Nacional apruebe una Ley correcta de un proceso de nombramiento de altos funcionarios pensando en el futuro”, dijo.

En las últimas horas, Xiomara Castro habría confirmado “acercamientos con Naciones Unidas para lograr la instalación de la CICIH (Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras), (para) que esto nos ayude a combatir la corrupción”, de acuerdo a una entrevista para un medio internacional.

Además, la futura presidente de Honduras, enviaría “una iniciativa al Congreso para derogar las leyes que han sostenido la dictadura”, en referencia al actual Gobierno.

Fue en 2016 que ingresó al país una Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad (MACCIH), auspiciada por la Organización de Estados Americanos (OEA), que obedeció a un fuerte clamor social por parte de la población.

No obstante, se fue en enero de 2020 por desacuerdos y muchos de los casos revelados por la MACCIH actualmente están engavetados, y de los que fueron a juicio logrando condenas, están en proceso de volverse a repetir.

La mirada de EEUU

El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, aseguró que el Gobierno de Joe Biden seguirá apoyando a Honduras en el fortalecimiento de sus instituciones democráticas, la promoción del crecimiento económico y la lucha contra la corrupción y el crimen transnacional.

“El pueblo hondureño ejerció su poder de votar en unas elecciones libres y justas. Los felicitamos a ellos y al presidente electo @XiomaraCastroZ y esperamos trabajar juntos para fortalecer las instituciones democráticas, promover el crecimiento económico inclusivo y luchar contra la corrupción”, escribió Blinken en su cuenta de Twitter.

De manera similar, la congresista por el Estado de California, Norma Torres, felicitó a la presidenta electa Xiomara Castro, y ofreció su apoyo para “combatir la corrupción, fortalecer el estado de derecho y ayudar a brindar oportunidades a todos los hondureños”.

También el secretario Adjunto de Estado para el Hemisferio Occidental, Brian A. Nichols, dijo que el Gobierno de Estados Unidos está “deseando” trabajar con la presidenta electa, Xiomara Castro, tras su triunfo en las elecciones generales que se celebraron el pasado domingo 28 de noviembre.

El jefe de la diplomacia estadounidense para Latinoamérica, recordó que Castro ha prometido que hará frente a la corrupción y atajará las causas que llevan a miles de hondureños a migrar hacia EEUU, además de prometer que luchará por mejores trabajos con mejores salarios.

“Tengo esperanzas de que en Honduras vayamos a ver el tipo de cambios que hemos estado pidiendo”, afirmó Nichols en una audiencia del comité de Exteriores del Senado de EEUU. “Estamos deseando trabajar con ella en todo eso”, resaltó.

A partir del 27 de enero del próximo año, las miradas estarán puestas en el Gobierno de Xiomara Castro para que cumpla sus promesas de campaña a medida pasen los meses y los cuatro años que duraría su mandato, y una de ellas es el combate a la corrupción, ya que los más de 1.4 millones hondureños que votaron por ella, ven el cambio y una nueva esperanza como la líder del país.

Fuente: OB/Hondudiario

CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top
Close