Colón, necesitada de un plan sostenido para reactivar su economía

Panamá. Autoridades locales de Colón fincan sus esperanzas en que la aprobación de los proyectos de Ley 42 y 79 que modifican la ley 47 que declara conjunto monumental histórico el casco antiguo de la ciudad, apuntalará la economía de la provincia.

El polémico proyecto, que pasó primer debate en la Asamblea Nacional, ha generado críticas por parte de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (Spia) que ha manifestado su rechazo por no tener justificaciones científicas ni históricas. En cambio, sugirió un balance entre la renovación urbana, el respeto y preservación de las edificaciones que forman parte de la identidad de los panameños.

Sin embargo, el alcalde de Colón, Alex Lee quiere hacer una réplica en Colón del proyecto del casco antiguo de la capital, que transformó una zona roja en una turística y de recreación.

“El 80% de la tierra de Colón es del Estado. Una vez se apruebe la ley vamos a dar la concesión de la tierra gratis a los inversionistas, pero con el compromiso de que tienen que desarrollar en tres años el globo de terreno que les estamos dando. Lo que se puede restaurar lo estamos haciendo, como la casa Wilcox, y los que no se puede vamos a darles la opción de que hagan la réplica”, dijo el alcalde de la ciudad a La Estrella de Panamá.

Añadió que la restauración de los edificios históricos actualmente toma años por los trámites burocráticos y exigencias para rescatar las infraestructuras, pero la nueva ley permitirá hasta siete categorías de intervención, lo que acelerará la vitalidad de la ciudad.

No obstante, para que Colón se convierta en una provincia próspera de forma sostenida requiere de tres factores: educación, seguridad y economía.

El 25% de los homicidios ocurridos entre enero y abril del año en curso se registraron en Colón, de acuerdo con el Sistema Integrado de Estadísticas Criminales (Siec). De los 183 homicidios registrados a nivel nacional, 48 se contaron en la provincia atlántica, siendo el móvil más común las rencillas delincuenciales y pandillerismo.

Los índices criminales parecen una paradoja cuando se observa el potencial económico de la zona. Es la segunda provincia que más aporta al Producto Interno Bruto a nivel nacional; cuenta con cinco puertos dedicados al movimiento de contenedores; un aeropuerto; un puerto de cruceros; un ferrocarril que conecta ambos océanos y una Zona Libre, de las más importantes en Latinoamérica que hasta junio de este año registró un movimiento de $8,226,467. Pero, esta aparente bonanza no se ve reflejada en la población.

Una reciente encuesta de la Cámara de Comercio de Colón revela datos que ameritan análisis por parte de las autoridades. La economía de Colón está compuesta en un 85% por micro, pequeñas y medianas empresas. De ellas, un 69% se dedica al comercio, turismo, agro y restaurantes y un 29% a las ventas al por menor o por mayor.

Durante la pandemia, el 63% de las empresas sufrió pérdidas entre mil a $50 mil. El 65% ha cerrado temporalmente o suspendido los contratos a sus empleados; un 38% han cerrado operaciones; 46% de los empleados fueron beneficiados con el bono solidario; pero un 22% no recibió ningún tipo de ayuda.

Para salir adelante, el 56% de estas empresas requieren entre cero hasta 25 mil dólares como inyección no reembolsable para arrancar sus negocios, eso representa aproximadamente $150 millones para las Pymes que, según cálculos de la Cámara, el dinero podría retornar al Estado en 1.5 años.

Los empresarios están a la espera de que el gobierno divulgue los planes de reactivación. El 81% no los conoce. Lo que necesita, al menos el 56% de los negocios, es ayuda en innovación y asesorías para reinventarse.

Fuente: La Estrella de Panamá.

Renace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close