Avianca elige el Boeing 787 como único avión de cabina ancha de pasajeros, simplificando su flota de largo plazo

Avianca confirma que operará el Boeing 787-8 Dreamliner como su único tipo de avión de fuselaje ancho para pasajeros en vuelos de larga distancia, considerando las necesidades actuales y futuras de rutas y capacidad de la aerolínea, su eficiencia operacional y rentabilidad, además de una huella ambiental reducida.

“Uno de los objetivos estratégicos de Avianca es simplificar su flota y aumentar la eficiencia; la selección del 787-8 como el único tipo de avión para vuelos de larga distancia es un paso relevante hacia este objetivo. Gracias a la apertura y diálogos constructivos con Boeing, Rolls-Royce, arrendadores e instituciones financieras, estamos orgullosos de poder confirmar que continuaremos operando el Dreamliner, un avión excepcional que, dadas sus capacidades, características, eficiencia y confort es el mejor para nuestra empresa y para nuestros clientes. Esperamos mantener nuestras sillas en cabina ejecutiva, apuntando a los clientes que vuelan por negocios, mientras rediseñamos el resto del avión con asientos de última generación durante los próximos 18 meses”, aseguró Rohit Philip, Chief Financial Officer de Avianca.

Estos son los principales beneficios del 787-8 como el único avión de fuselaje ancho (wide body) para pasajeros en la operación de Avianca:

Preparado para el futuro: sigue siendo una aeronave de vanguardia que brinda una solución a largo plazo para las necesidades de su flota en los vuelos de largo alcance.

Comodidad del pasajero: el diseño del 787 proporciona mejores niveles de presurización en la cabina y un aire menos seco, lo que mejora la experiencia en vuelos de larga distancia.

Menor huella ambiental: la tecnología del Dreamliner le permite lograr un mayor alcance mientras consume un 20% menos de combustible y genera emisiones de CO2 significativamente reducidas, en comparación con los aviones de generaciones anteriores.

Mejores resultados financieros: la aeronave proporciona una capacidad de carga superior, mayor eficiencia de combustible y más asientos, lo que mejora la contribución de la flota de fuselaje ancho a los resultados finales de la aerolínea.

«Nos gustaría agradecer a Avianca por su constante compromiso con el Dreamliner 787. El avión, y su rendimiento económico y medioambiental de vanguardia, servirá bien a Avianca en su crecimiento durante la recuperación del mercado que tiene por delante», dijo Ricardo Cavero, Vicepresidente de Ventas de Boeing Commercial Airplanes para Latinoamérica y el Caribe.

A su vez, Ewen McDonald, Chief Customer Officer de Rolls-Royce Civil Aerospace, indicó: “A lo largo de la pandemia, hemos hecho todo lo posible para ayudar a nuestros clientes a gestionar el impacto del Covid-19 en sus organizaciones, trabajando en estrecha colaboración con ellos para encontrar soluciones a los desafíos. Estamos encantados con la decisión de Avianca de mantener el 787 con motor Rolls-Royce Trent 1000 y esperamos trabajar juntos durante muchos años más”.

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

Renace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close