Presidente Alvarado llama en CEPAL a construir una década de oportunidades para recuperar economías y sociedades

0
1970

Industria Molinera S.A.

Costa Rica. El presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, hizo un llamado para que la región trabaje en la construcción en una “década de oportunidades” para recuperar nuestras economías y sociedades.

“América Latina y el Caribe no puede tolerar otra década perdida”, aseveró Alvarado, en el marco del trigésimo octavo período de sesiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), cuya presidencia pro témpore ocupa Costa Rica (período 2020-2021).

El informe fue presentado por la secretaria ejecutiva de la entidad, Alicia Bárcena, quien recalcó que son tres los retos a los que se debe enfrentar la región: la crisis por la pandemia, la desigualdad y la superación de los umbrales planetarios que afectan el medio ambiente.

La propuesta de recuperación y desarrollo -expuesta por la CEPAL a los países de la región- está orientada hacia un Estado de bienestar inclusivo, el cambio técnico y la transformación productiva asociada a la sostenibilidad ambiental, que fortalezca la igualdad y la democracia como el legado más preciado de la modernidad.

El mandatario costarricense coincidió con la CEPAL en que los principales desafíos de la región están en enfrentar la crisis provocada por la pandemia, la desigualdad y el medio ambiente.

«La situación económica y de desigualdad que enfrenta nuestra región se fundamenta en las brechas sociales, ambientales y de sostenibilidad que ya existían, en un contexto global caracterizado por una economía y un comercio internacional debilitados, con persistentes niveles de desigualdad y una situación ambiental cuyas consecuencias son cada vez más apremiantes cada año», subrayó el presidente Alvarado.

Agregó que el momento actual es también de oportunidades para superar diferencias y trabajar en objetivos comunes. “Confiamos en que podremos juntos consolidar liderazgos regionales basados en los principios de inclusión, solidaridad y sostenibilidad, con un renovado espíritu de diálogo, con un decidido compromiso en la defensa y promoción de los derechos humanos. Permitamos que los nuevos contratos sociales que se formulan en nuestra región se alimenten de lo mejor que podamos ofrecer, trabajo duro, esperanza y compromiso en el futuro”, detalló.

En la presentación también estuvieron presentes el canciller de Costa Rica, Rodolfo Solano; la directora del Instituto para la Innovación y el Propósito Público del University College London, Mariana Mazzucato; y el profesor de la Universidad de Columbia, José Antonio Ocampo.

En su intervención, el presidente Alvarado se refirió a los siete sectores estratégicos, planteados por CEPAL como vitales para una verdadera recuperación y la experiencia de Costa Rica en estos campos:

Fuentes energéticas renovables. Nuestro país genera alrededor de un 99.5% de energía eléctrica desde fuentes renovables. En la región, energías como la biomasa, solar, eólica, geotérmica y biogás, representaron alrededor del 18% del consumo en la región en 2018, esto significa una oportunidad de más de 800 mil millones de dólares en nuevas inversiones, hasta 7 millones de nuevos empleos y la tan ansiada transformación de nuestras matrices energéticas.

Electromovilidad urbana. El mandatario destacó la necesidad de transformar nuestra matriz energética e invertir en ciudades limpias y verdes, colocando a la descabonización parte de la agenda de la región. “La electrificación del transporte, su digitalización y el suministro de energías limpias crean un círculo virtuoso que puede transformar nuestras economías y las ciudades donde vivimos”, agregó.

Revolución digital. Un 66.7% de nuestra población utilizó internet en el 2019 pero su acceso dependió del nivel de ingreso de los hogares. Esta pandemia ha llegado a evidenciar que esta deficiencia nos afecta en muchas áreas, especialmente en la educativa, donde millones de niños, niñas y jóvenes vieron limitado su acceso a la educación, al no contar con el equipo adecuado, acceso a internet, o ambos.

Industrias manufactureras de salud. Este tipo de industria es capaz de generar empleos dignos y de calidad y de crear encadenamientos productivos. Alvarado indicó la necesidad de reconocer la salud como un bien público global, para lo que recordó el Repositorio de Acceso a Tecnologías contra el COVID-19 (C-TAP), iniciativa impulsada por nuestro país para que los avaneces tecnológicos que apoyen la lucha contra la pandemia sean accesibles para todos los habitantes del planeta.

Bioeconomía. Debe existir un aprovechamiento de nuestros recursos biológicos y los ecosistemas naturales así como promover soluciones basadas en la naturaleza para impulsar oportunidades económicas que provengan de la gestión responsable de nuestros recursos naturales. En este punto, destacó el desarrollo de plasma convaleciente y suero equino para luchar contra la COVID-19, el cual ha sido puesto a disponibilidad de todos los países.

Economía circular regional. “Tenemos la oportunidad de avanzar en modelos de reciclaje competitivos, procesando de forma eficiente los plásticos, pilas y otros productos, creando cadenas de valor locales en las zonas urbanas y rurales”, indicó el gobernante costarricense. Según estimaciones de la CEPAL se podría crear valor regional de hasta 450 mil empleos y el 0,35% del PIB regional.

Turismo. La pandemia llegó a impactar de forma negativa el empleo y la economía de este sector. Es por eso que los países debemos convertirnos en destinos seguros, fortaleciéndonos como una región que “trabaja y se cuida” y trabajar en modelos de gestión compartida junto con el sector privado.

Fuente: El País.cr


NiPromed


Trecsa


Remington Latam

Leave a reply


Ciengo Montero


Heberprot