Panamá, con potencial para usar energías limpias

0
1031

Instituto de Gastroenterologa

Panamá. La transición energética ha abierto un abanico de oportunidades para las energías renovables, según información que se desprende del webinar “La nueva era de la energía, retos de la industria”, organizado por Celsia, empresa de energía del grupo Argos con presencia en Colombia, Panamá, Costa Rica y Honduras, y el Centro Latinoamericano de Periodistas (Celap).

A esto se suma la drástica reducción de los costos de las renovables en comparación con cualquier nueva opción de combustibles fósiles.

Los costos de la energía renovable se han reducido en la última década por las mejoras en tecnologías, cadenas de suministro más competitivas y la creciente experiencia de desarrolladores. Desde 2010, la energía solar fotovoltaica ha experimentado un descenso de 82%. Así mismo ocurre con la eólica, que ha descendido un 32%.

Panamá tiene el potencial para la utilización de energía renovable y está apoyado de una normativa que brinda seguridad, explicó Gustavo Franco, líder de ventas de nuevos negocios de Celsia.

“El sector energético del país está evolucionando de forma rápida y las personas cada día tienen más control de su consumo energético, la utilización de energías limpias, que va desde techos solares, hasta cargar eléctricamente sus autos de forma eficiente y no contaminante”, agregó Franco.

La matriz energética del país cuenta con una mezcla de fuentes de generación hídrica, térmica, solar, eólica y biogás, una potencia instalada de 3,854 MW y con una capacidad firme de 2,490 MW. Mientras que la demanda promedio es de 1,589 MW.

Según un informe estadístico de la Autoridad de los Servicios Públicos (Asep) de julio 2020, la generación fue de cerca del 60% fuentes renovables y el 40% de generación térmica.

Aunque el mercado es variable por las condiciones climáticas del país, este año se ha mantenido estable con generación hídrica liderando, con un 47% del total.

Retos

El país, sin embargo, enfrenta retos como el aumento de la demanda, crear conciencia en eficiencia, incentivar la movilidad en el transporte masivo e individual, y la generación distribuida a nivel comercial y residencial, entre otros muchos.

Franco agregó que el país debe liderar una verdadera transformación en el transporte haciéndolo más competitivo, menos ruidoso y ecoamigable.

El reemplazo de la flota de autobuses y taxis representaría un ahorro de $500 millones en combustibles para 2030 y se evitarían 8,5 millones de toneladas de dióxido de carbono (C02), según la Organización de Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

La movilidad eléctrica también es crucial para ofrecer ciudades sanas y cumplir con los compromisos climáticos.

Panamá cuenta con un plan energético a largo plazo, cuyo objetivo inicial es orientar el desarrollo energético de forma sustentable. “En el sentido de heredar a las futuras generaciones un sistema económico que esté en condiciones de aumentar el bienestar de sus habitantes en forma armónica con el ambiente físico y social, a la vez que propicie una sociedad más justa y equitativa” con un horizonte del año 2050, concluyó Franco

Fuente: La Estrella de Panamá.


Grupo Extrahotelero Palmares


Meli Hotels International Cuba


Unete

Leave a reply


Renace


Heberprot