Los retos económicos de Estados Unidos de cara a nuevos escenarios

0
937

Industria Molinera S.A.

Al momento de escribir esta columna el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sigue negando la derrota electoral frente al demócrata Joe Biden.

Desde alegar un fraude electoral hasta mantener breves apariciones públicas, el empresario y actual mandatario estadounidense entregará un escenario complejo en materia económica no solo para el país, sino para la región.

El panorama que se dibuja para 2021 implica diversas aristas que analizaremos en este artículo.

Cerca de la mitad de los 22 millones de estadounidenses desempleados debido a la crisis sanitaria sigue en esta situación; una cifra a la que deberán hacer frente desde el nuevo gobierno de la Casa Blanca.

También tendrán que abocarse a solucionar el problema con las ayudas del gobierno inexistentes desde hace meses y llegar a un acuerdo de proyecto de ley contra la covid-19 con la oposición, estimado en unos $2 billones y que hasta 2021 no parece que vaya a darse, según analiza una publicación de la revista española Capital.

Otro importante reto será calibrar las restricciones para permitir la recuperación económica sin que se desborden los indicadores de contagios.

Asumiendo que se mantenga y se declare la victoria de Biden como presidente electo, podemos indicar que la disminución del desempleo, reducir el déficit fiscal en la balanza comercial, oxigenar el impacto del cierre de más de 100,000 pequeñas y medianas empresas, la materia impositiva, la desigualdad y la movilidad social, así como la amenaza de un Senado Republicano mayoritario, son los temas más importantes.

Tasa de desempleo

La tasa de desempleo ha venido disminuyendo desde abril a octubre, pasando de 14,7% a un 6,9%, una cifra inferior a la del mismo periodo en 2008, un año de la crisis financiera mundial, cuando alcanzó el 10%.

No obstante, para octubre más de 11 millones de personas estaban en situación de desempleo; de estas las mujeres representan el 6,5%, los hombres el 6,7% y las personas menores de 25 años el 13,9%.

Es quizá por situaciones como estas que la directora del FMI Kristalina Georgieva llegó a afirmar que era posible que estuviésemos ante la “pérdida de una generación”.

Déficit fiscal

Para septiembre, el déficit fiscal de EE.UU. alcanzó la cifra astronómica de US $3,11 billones, superando con creces el año 2019, cuando apenas llegó a $984,000 millones. Esto se debe a los planes de estímulo que implementó Trump a través de la modalidad de transferencias directas, creciendo el gasto en 37% para alcanzar los $552,000 millones, que aunado a la disminución de los ingresos llevó a Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, a afirmar que “la crisis económica actual es la más grave de nuestras vidas”.

Balanza comercial

Al mes de octubre de 2020, la balanza comercial de EE.UU. cerró con un déficit de $-67,102 billones, llegando a ser el más alto en lo que va del año.

Cierre de pymes

Más de 100,000 pequeñas y medianas empresas han tenido que cerrar sus puertas en Estados Unidos, debido a los confinamientos ordenados por la propagación del nuevo coronavirus. Se afirma que uno de cada cinco empresarios se verá obligado a clausurar sus negocios para finales de 2020.

Materia impositiva

Mientras que el presidente Trump redujo los impuestos a las sociedades de un 35% a un 21%, el demócrata Biden propone una reforma fiscal donde subiría del 37% al 39% los impuestos para las personas que ganen más de $400,000 al año, lo que implicaría que el 75% de la carga fiscal de EE.UU. estaría dirigida al 1% más rico de la población estadounidense.

Desigualdad social

Pareciera algo increíble que desde que el presidente Johnson declaró la “guerra incondicional contra la pobreza” en 1964 hasta el presente, el índice de pobreza apenas haya disminuido del 19% al 12%, lo que se traduce en que más de 40 millones de estadounidenses viven en situación de extrema pobreza.

Según cifras del Centro de Datos Kids Count, del total de los niños que viven en situación de pobreza extrema, el 11% es de raza blanca, mientras que el 32% es afrodescendiente y el 26% es latino.

Movilidad social

El Índice de Movilidad Social representa el número de generaciones que le llevaría a una persona que nace en una familia pobre alcanzar el ingreso medio de su país, o bien el acceso pleno a distintos beneficios socioeconómicos.

Según un estudio desarrollado por la firma Delloit sobre 82 economías en todo el mundo, EE.UU. ocupa el puesto 27, es decir, a una persona que nace pobre en el país norteamericano, le llevaría 27 generaciones alcanzar el salario medio del mismo.

En el caso del acceso a la salud, tiene como índice el Nº 42, en la educación el Nº 40, en las oportunidades laborales el Nº 4, la distribución de ingresos el Nº 53, las condiciones de trabajo el Nº 43 y en la Red de Protección Social el Nº 35.

Senado republicano

Quizás el reto más fuerte al que podría enfrentarse Joe Biden sería la alta probabilidad de contar con un Senado en su mayoría republicano, que hará sus mayores esfuerzos para bloquear u obstaculizar las decisiones que vaya a tomar de cara a la reactivación de la economía, amén de aquellas otras decisiones con carácter y orientación social de las cuales ya ha recibido duras críticas por parte de ellos, como la posibilidad de legalizar a los más de 11 millones de indocumentados en EE.UU.

Impacto sobre la región

Es innegable que cualquier decisión que tome el presidente de Estados Unidos repercutirá en la región, y para muestra un botón, cuando Trump ha insinuado guerras o aumento de aranceles, las principales Bolsas de Valores de ese país han cerrado con caídas importantes, lo que causa un efecto dominó en la mayoría de las bolsas del resto del mundo.

Igual sucedió con la Guerra Comercial de 2019 contra China, en la cual cada día veíamos cómo se aumentaban recíprocamente los aranceles, pero esas decisiones al ser China y EE. UU, proveedores de la mayoría de los productos y servicios que no fabricamos o no somos capaces de satisfacer internamente, afectaron de manera indirecta nuestras economías. Las decisiones que tome Estados Unidos afectarán positiva o negativamente el contexto regional.

Piezas estratégicas

Por otra parte, según información de la agencia de noticias EFE, Biden eligió este jueves como principal asesor económico a Brian Deese, quien jugó un importante papel en la negociación del Acuerdo de París bajo el gobierno de Barack Obama (2009-2017).

El nombramiento, que no requiere confirmación del Senado, muestra la intención de Biden de usar su política económica para luchar contra el cambio climático.

En un comunicado, el presidente electo afirmó que Deese es una “voz en la que puede confiar” para ayudar a EE.UU. a superar la actual situación económica y construir una “mejor economía” que incluya a todos, genere empleos bien pagados y asuma la “amenaza existencial” que supone el cambio climático.

“Brian es uno de los funcionarios del país que ha superado más pruebas y ha conseguido mayores logros”, subrayó Biden.

El nombramiento de Deese ofrece una imagen más clara de cuál será el equipo económico de Biden, en el que también jugará un papel fundamental Janet Yellen como secretaria del Tesoro.

Además, Biden ha elegido como secretario adjunto del Tesoro a Wally Adeyemo, mientras que Neera Tanden ejercerá como directora de la Oficina de Administración y Presupuesto (OMB, en inglés); Cecilia Rouse, como presidenta del Consejo de Asesores Económicos; y Jared Bernstein y Heather Boushey, como miembros del Consejo de Asesores Económicos, concluyó EFE.

Fuente: EFE.


Grupo Extrahotelero Palmares


Meli Hotels International Cuba


INOR

Leave a reply


Banco Ficosah


Heberprot