La capacidad económica de México se afecta diariamente

0
533

México. La capacidad de la economía mexicana para hacer frente al Covid-19 se merma cada día más. Las razones son varias: menor actividad económica, caída en el precio del petróleo, depreciación del tipo de cambio y el cada vez más reducido espacio fiscal. Centremos la atención en los últimos dos elementos.

Con el espacio fiscal el problema de arranque no es menor. En los Criterios Generales de Política Económica (CGPE) se estimó un PIB de 26,254.1 miles de millones de pesos (mmp), lo que implica un crecimiento real del 2% con respecto al 2019. Tomando esto en consideración se estimaron ingresos presupuestarios por 5,523.3 mmp y un gasto de 6,107.7 mmp. En los mismos CGPE se considera una sensibilidad de 0.07% del PIB en la recaudación de ingresos por cada 0.5 puntos porcentuales (pp) en el crecimiento económico. Esto quiere decir que se tendría que restar 17.5 mmp a los ingresos disponibles por cada caída de 0.5 pp en el crecimiento económico.

Si partimos de un escenario de caída del -7% del PIB para el 2020 (lo que ahora se puede considerar como un escenario conservador) implicaría una reducción en los ingresos públicos por -309.6 mmp, quedando en 5,213.7 mmp. Con estos números el balance económico sería de -849.9 mmp, lo que equivale al -3.41% del PIB.

Al realizar el ejercicio con base en la estimación que el FMI realizó y que prevé una caída del 10.5% del PIB en la economía mexicana para el 2020 se obtienen, naturalmente, resultados aún más preocupantes. Implica la contracción de 430 mmp en los ingresos presupuestarios, quedando en 5,093.3 mmp, lo que se traduciría en un balance económico de -1,014.4 mmp, equivalentes al -3.86% del PIB.

En el aspecto del tipo de cambio del peso contra el dólar, el problema viene por el hecho de que la depreciación eleva el costo financiero de la deuda mexicana. En los CGPE se estimó un tipo de cambio de 19.9 pesos por dólar. Según el mismo documento, una depreciación de 10 centavos significaría un incremento de 0.4 mmp en el costo financiero para el 2020.

Si partimos de la idea de que el tipo de cambio promedio durante el 1T del 2020 ha sido de 23.7 pesos por dólar, lo que implica una depreciación de 16% con respecto a lo proyectado en los CGPE, se puede considerar un incremento en el costo financiero de 15.2 mmp para el 2020. Afortunadamente los mercados esperan que el tipo de cambio promedio para este año sea de entre 22.2 y 23 pesos por dólar, lo que significaría un incremento en el costo financiero que iría de los 9.2 mmp a los 12.4 mmp.

Al conjuntar el efecto de la menor actividad económica que da como resultado la contracción de los ingresos y la depreciación del tipo de cambio, que aumenta el costo financiero (tomando como referencia la opción más optimista de 22.2 pesos por dólar), se puede estimar que el balance primario puede llegar a los -1,023.6 mmp (-3.90% del PIB).

Otro aspecto negativo de la depreciación del tipo de cambio es que aumentará el saldo de la deuda bruta con respecto al PIB, pasando de 44.4% al 47.1%. Si bien el componente interno se mantiene en 28% del PIB, el externo, que asciende a 204.7 mmd, subiría del 15.5% estimado en los CGPE, al 18.3% del PIB.

Los deseos de la 4T se salen de toda proporción y lógica, pues tienen como meta un balance primario del 2.1% del PIB. No es de extrañar que se haya implementado la medida extrema, y proporcionalmente inútil, de quitar 3 de cada 4 computadoras en la Secretaría de Economía con el fin de reducir el gasto. Mucho ruido y pocas nueces.

El problema mexicano, a pesar de todo esto, no es el manejo de las finanzas (Brasil tendrá un balance económico del -9.3% y Chile de -6.3% del PIB para el 2020, y la prima de riesgo es similar en el primer caso e inferior en el segundo a la de México), sino lo que pareciera ser una debilidad institucional que no la logrado responder con sentido social al problema fiscal y a la crisis económica que tiene enfrente.

A Detalle

El espacio fiscal en México se restringe a medida que se contrae el crecimiento económico. Si la economía alcanza la caída estimada por el FMI del -10.5%, implicaría una reducción de 430 mmp en los ingresos disponibles del gobierno. Esto dejaría el balance económico en -3.86% del PIB, alejado de la meta de 2.1% del PIB que tiene la 4T para el 2020.

… de la misma forma, la depreciación del peso mexicano tendrá consecuencias negativas en el costo financiero. Los mercados son optimistas y esperan un tipo de cambio promedio para el 2020 de entre 22.2 y 23 pesos por dólar. Esto implicaría que el costo financiero sería de entre 9.2 mmp a 12.4 mmp. Siendo así, el balance económico sería de -3.9% del PIB.

Fuente: Excelsior.mx


Ministerio de Turismo de Cuba


Grupo de Turismo Gaviota


Industria Molinera S.A.


INOR


Renace


Barcelo Guatemala City

Leave a reply

*