Canal ampliado registra más de 9,000 tránsitos de neopanamax en cuatro años

0
156

Panamá. El Canal ampliado cumplió este 26 de junio cuarto años de operación y desde su apertura ha registrado más de 9,000 tránsitos de buques neopanamax, consolidando así su competitividad con el comercio mundial, según datos de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

El 27% de los buques  que transitan por el Canal son neopamax y representan el 50% del tonelaje que moviliza la ruta acuática panameña.

Los principales segmentos que usan el Canal ampliado son los portacontenedores con 46% de los tránsitos, seguidos de los buques de gas licuado de petróleo (25 %), gas natural licuado (12 %) y graneleros (9%).

Incluso, en medio de los efectos por la actual pandemia, el Canal ampliado permanece operando el transporte de bienes y suministros vitales para el comercio y la economía global.

En lo que va del año fiscal 2020 (que va del 1 octubre 2019 al 30 de septiembre de 2020) los barcos neopanamax que pasan por las nuevas esclusas movilizaron 13 millones de toneladas de gas de cocina, 4.9 millones de toneladas de granos, y solo desde febrero, 164,000 toneladas de trigo en total.

El tercer juego de esclusas es una nueva vía de tránsito que corre paralela a las actuales esclusas. Son dos enormes y complejas obras, una en el Atlántico y otra en el Pacífico, de casi dos kilómetros cada una,  inauguradas el 26 de junio de 2016.

Su diseño y construcción estuvo encabezado por la española Sacyr, empresa con la que actualmente Panamá todavía mantiene un ligio por los costos de la obra.

Más que duplicar su capacidad para atender la creciente demanda del comercio internacional, la ampliación del Canal reduce el tiempo de tránsito de los barcos y permite el paso de buques de mayores dimensiones, los conocidos post-panamax.

Su incremento en la capacidad se refleja, principalmente, en los portacontenedores. Las esclusas panamax, por ejemplo, permiten el paso de buques con un promedio de 4,800 contenedores, las neopanamax han aceptado embarcaciones con capacidad para transportar hasta el triple: 15,455 contenedores.

Durante año fiscal 2019, los portacontenedores se mantuvieron como el segmento con mayor impacto en la vía interoceánica al aportar 164.8 millones de toneladas, incluyendo 126.2 millones de toneladas que transitaron por las esclusas neopanamax.

Las principales rutas por el Canal de Panamá, en términos de porcentaje de toneladas de carga, fueron entre la costa este de Estados Unidos y Asia, la costa este de Estados Unidos y costa oeste de Suramérica, Europa y costa oeste de Suramérica, costa este de Estados Unidos y costa oeste de Centroamérica y costa a costa Estados Unidos.

Los principales países usuarios de la vía interoceánica fueron: Estados Unidos, China, Japón, Chile y México.

Desafíos

A lo largo de sus más de cien años de operación, el Canal de Panamá ha afrontado grandes retos. Sin embargo, hoy en día se enfrenta a dos grandes desafíos jamás nunca antes vistos en su centenaria operación.

Se trata de la sequía que afecta la disponibilidad de sus recursos hídricos y la pandemia del covid-12. Dos hechos que podrían resultar en un riesgo no solo para las operaciones de la vía interocéanica sino también para sus ingresos al final del año fiscal 2020, según su administrador, Ricaurte Vásquez.

En un informe divulgado el pasado 15 de junio, Vásquez destacó que el 2019 terminó como el quinto año más seco para el Canal en los últimos 70 años, lo que contribuyó a que los niveles de agua en el lago Gatún, la principal fuente de agua para la vía interoceánica, cayeran muy por debajo de los niveles esperados,

Para atender esa situación, a principios de año, el Canal introdujo la medida del cargo por agua dulce que les permitiría administrar el recurso hídrico necesario para sostener la operación del Canal durante la estación seca, y algunas iniciativas adicionales.

Vásquez señaló que el nivel de tráfico que manejó el Canal, luego del 15 de febrero, cuando se implementó esta iniciativa, los llevó a tener filas de espera de hasta cien buques que arribaban a la vía interoceánica sin reserva de tránsito.

Pero a fin de garantizar el servicio de acuerdo a los estándares que exigen los clientes del Canal, se aumentó el número de esclusajes a aproximadamente 36 por día para así reducir los tiempos de espera.

“Estamos experimentando con nuestros recursos hídricos, notamos que las medidas que adoptamos están funcionando y han asegurado un nivel operativo de calado”, sostuvo Vásquez, quien aseguró que continúan la búsqueda por soluciones a largo plazo y han avanzado en ese sentido.

Adelantó que preseleccionarán empresas que ofrecerán propuestas para llevar adelante una cartera de proyectos destinados a atender el tema de los recursos hídricos.

Como parte de los planes se ha contemplado un reservorio multipropósito en la cuenca del río Indio, el cual además incluiría una serie de proyectos complementarios para el manejo de esta cuenca.

Su objetivo es tener varios proyectos y alternativas, no necesariamente una opción específica. El proceso de licitación podría finalizar en los próximos 12 meses, para lo cual se encuentran analizando todas las soluciones posibles.

“Ese trabajo ha seguido su curso más allá del covid-19 y continuará”, expresó Vásquez en su escrito colgado en la página web de la ACP.

Más importante, destacó que en febrero el coronavirus pasó a ser un fenómeno global y la industria de comercio marítimo comenzó a sentir el impacto. Como resultado se cerraron las plantas de manufactura en China, pero las obligaciones contractuales existentes permitieron que la mercancía continuara en movimiento.

En marzo, el covid-19 fue decretado una pandemia, estableciendo cuarentena a nivel mundial. Indudablemente, esto generó impacto en el comercio y, en consecuencia, en las operaciones propias del Canal de Panamá, señaló el administrador.

“Como varias organizaciones en Panamá y no ajenos al contexto, implementamos la cuarentena, a partir de la cual redujimos nuestro personal en sitio a solo aquellos necesarios para mantener las operaciones de tránsito y solicitamos que el resto trabaje desde sus casas e incluso se tomen vacaciones, cambiamos los turnos de trabajo y establecimos rotaciones de mayor duración”, destacó Vásquez.

Para el mes de abril, se reportaron tránsitos un poco por debajo de los que habían planeado: aproximadamente 34 buques por día, arrojando un total de 1,022 durante el mes. De todas formas, “no notamos un impacto significativo en términos de tonelaje ya que varias navieras transfirieron su carga, o gran parte, a buques más grandes”, apuntó.

Finalmente, mayo fue el mes donde más se comenzó a ver  el impacto de la pandemia en las operaciones del Canal, como parte de los efectos que se venían percibiendo en el comercio marítimo mundial, según Vásquez.

Durante la primera mitad del mes, los tiempos de espera comenzaron a disminuir y se evidenció una menor cantidad de tránsitos, hasta cerrar el mes con un total de 937, una reducción de 21% con respecto a lo proyectado al principio del año fiscal en octubre de 2019.

“Si bien determinar la duración de la pandemia no es posible, ésta ha demostrado ser un fenómeno de mucha intensidad y permanencia, como lo manifiestan nuestras últimas cifras de tránsitos”, expresó Vásquez.

Actualmente, el Canal de Panamá se mantiene operando, pero siguiendo todos los lineamientos del Ministerio de Salud de Panamá (MINSA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“La gran variedad de desafíos que hemos experimentado a lo largo de los últimos meses indican que habrá más obstáculos por delante. Si bien no podemos predecir estos cambios, estoy seguro de que el Canal de Panamá enfrentará el futuro de manera exitosa a medida que continuamos implementando esfuerzos y protocolos para el resguardo de la industria marítima”, confió.

De acuerdo con Vásquez, en el Canal de Panamá están conscientes del rol y la responsabilidad de cumplir como centro logístico de las Américas, por el que pasa más de 6% del comercio mundial.

Sin embargo, “nuestro negocio no está exento del impacto que la pandemia ha tenido a lo largo de toda la industria marítima por lo que tendremos que reinventarnos bajo los mismos servicios que ofrecemos”.

En ese contexto estimó que la recuperación del Canal  “va a ser lenta”. “Sabemos que experimentaremos una mayor cantidad de cancelaciones de tránsito y, por lo tanto, seguiremos trabajando con los propietarios de carga para anticiparnos a sus necesidades y asegurar que nuestra operación siga siendo eficiente y competitiva”, puntualizó.

Fuente: La Estrella de Panamá.


Havana Club Internacional S.A.


Grupo Extrahotelero Palmares


Industria Molinera S.A.


WalMart Guatemala


Renace


Heberprot

Leave a reply

*