ABP reporta más de $27,000 millones en préstamos acogidos a la ley de moratoria

0
924

Industria Molinera S.A.

Panamá. Según datos de la Asociación Bancaria de Panamá, más de 1,036,000 (un millón 36 mil) clientes bancarios se han acogido a la ley de moratoria, muchos de ellos beneficiados desde la primera fase automática, en marzo, hasta la segunda que comenzó en julio.

La cifra de clientes, que se acogieron a algún tipo de moratoria o que postergaron el pago de las letras de sus compromisos bancarios debido a la crisis ocasionada por la pandemia de la covid-19, representa un saldo de más $27 mil millones en préstamos, casi la mitad de los créditos vigentes hasta la fecha, dijo en una entrevista con Televisora Nacional, el presidente Ejecutivo de la ABP, Carlos Berguido.

De hecho, destacó que aún no se sabe con certeza  cuántas personas serán afectadas por esta crisis y que, incluso, la reciente Ley 156 del 30 de junio de moratoria no le permite a las entidades bancarias cobrarle los préstamos a sus clientes afectados por la crisis.

“Hay una moratoria que obliga al no cobro de esos préstamos a las personas que han sido afectadas y no sabemos todavía cuántas personas van a ser afectadas independientemente que tengan una situación financiera personal buena”, afirmó Berguido.

Para el banquero, lo anterior representa “un problema porque hay una ley que dice que uno no puede cobrar y, entonces, los bancos han decidido que si yo voy a hacer un desembolso nuevo tengo que enfocarlo en clientes que tengan garantizado el recobro,… porque tenemos que garantizar el flujo de pagos hacia los bancos nuevamente”.

No obstante, Berguido señaló que hay un aumento leve en la liquidez y en el saldo de depósitos en el sistema bancario, significativo.

Explicó que esto se debe a que “muchas personas que tienen dinero depositado en los bancos, al no poder gastar a los niveles que lo hacían antes, porque la economía está cerrada, su salario o su fuente de ingresos, aquellos que todavía la mantienen, se ha ido conservando”.

La Ley 156, sancionada por el presidente Laurentino Cortizo el pasado 1 de julio, dicta medidas económicas y financieras para contrarrestar los efectos del Covid-19 en la República de Panamá y que establece una moratoria sobre los préstamos otorgados por los bancos, cooperativas y financieras, tanto públicas como privadas, hasta el 31 de diciembre de 2020, para personas naturales y jurídicas afectadas económicamente debido a la emergencia nacional con motivo de la pandemia.

Fuente: La Estrella de Panamá.


Grupo Extrahotelero Palmares


Trecsa


INOR

Leave a reply


Ciengo Montero


Heberprot