miércoles, septiembre 18

10 retos de El Salvador para convertirse en un centro financiero regional

0
506

El Salvador. La Asociación Bancaria Salvadoreña (Abansa) tiene como objetivo posicionar a El Salvador como un Centro Financiero Internacional, para ello está trazando una hoja de ruta que permita hacer esto posible, el plan es tener un avance en los próximos tres años.

«Debemos establecer una hoja de ruta para realizar acciones concretas para convertir a El Salvador en un centro financiero regional y que se establezca un Centro de Servicios Compartidos. Quisiéramos que ambas iniciativas se conviertan en proyectos estratégicos de la nación para impulsar empleo y crecimiento económico», indicó Raúl Cardenal, presidente de Abansa.

El sector financiero de El Salvador es amplio y cuenta con varios jugadores internacionales que en los últimos meses han reforzado sus esquemas, enfilando esfuerzos hacia la digitalización y la creación de productos innovadores.

Junto a los jugadores nacionales (como Banco Azul y estatales), la banca atrae a entidades de origen colombiano (Banco Agrícola y Davivienda, por ejemplo) y hondureño (Banco Atlántida), principalmente. Hasta marzo de 2019, el sistema bancario salvadoreño tenía activos totales por el orden de US$18.277,4 millones

Un panorama a profundidad

Para poder conocer los retos que tiene El Salvador para crear un centro financiero regional, la Asociación solicitó a la firma Ernst & Young (EY) -grupo que ofrece estudios actuariales y asesoramiento en la gestión de la empresa- realizar un informe completo de las fortalezas y deficiencias del país para lograr el objetivo indicado.

Bismark Rodríguez, socio responsable de servicio financiero en riesgo y regulación para EY en la región Norte de Latinoamérica, presentó el estudio y concluye que El Salvador tiene un sistema bancario sólido y estable, lo que le permite establecer, con un par de cambios, pronto un centro financiero regional.

El estudio de EY evaluó el grado de desarrollo de las competencias de El Salvador, el capital humano, además del ambiente de negocios y el marco jurídico.

«Hicimos un análisis comparativo de lo que existe en la la realidad de El Salvador y otros centros financieros (como el de Panamá y Singapur) e identificamos áreas de trabajo en lo que en otros lugares puede llamarse iniciativas prvadas de corto plazo, pero también deben trabajar gobierno, banca, empresa privada, incluso, organismos internacionales que quieran potenciar a El Salvador como un centro financiero internacional», indicó Rodríguez, luego de presentar el estudio en la ciudad de San Salvador.

Los retos de El Salvador para establecer un centro financiero internacional:

1 – Transparencia y corrupción: Se deben desarrollar políticas que prevengan la corrupción y otras malas prácticas, no éticas.

«Sin un Estado de Derecho claro, donde se respeten los contratos y que no existan cambios arbitrarios, es difícil promover un Centro Financiero Internacional», indicó el presidente de Abansa.

2 – Identificar polos de desarrollo De acuerdo con EY, se deben buscar áreas de negocio en particular que se verían potenciados, por medio de los negocios de tecnología y procesos digitales, que consoliden su oferta de servicio, no solo nacional, sino como exportan. Un sector de servicio financiero se alimenta del beneficio de las organizaciones

3 – Importar talento y buenas experiencias. Debe haber un acuerdo nacional con patrocinadores, con sistema de monitoreo de los avances y proponerse en el corto plazo que ayuden en el largo plazo a consolidar idea de centro financiero diferente a la que tenemos

4 – Mejoras curriculares. Se deben supervisar los pensum y mejorar las capacidades intelectuales a los pobladores, para que den soporte a extranjeros y sean profesionales competitivos en el sector.

5 – Buscar más estabilidad. Apoyar mejora en calificación de riesgo país

6 – Más inversión. Mediante un incremento en inversión, tanto nacional como extranjera se lograría perfilar de mejor forma al sector financiero.

7 – Contribuir a la formalización de las empresas. Eliminando las barreras de acceso al crédito a la banca. La burocracia debe acabar y se debe expandir crédito a los sectores informales

8 – Incrementar la bancarización. El Salvador está en el promedio medio-inferior lo cual indica que hay una brecha que aún puede superarse mediante planes que puden incluir la tecnología.

9 – Transformar en digital el sistema financiero. Eliminar efectivo y cheque, por medio de la ampliación de un mejor sistema de pago electrónico

10 – Protección de datos. En este punto se busca reforzar la protección de la información de los clientes del sistema bancario

Fortalezas de El Salvador

«Se deben aprovechar las fortalezas de infraestructura y geográficas que tiene El Salvador, además de las logísticas y de telecomunicaciones. En el área logística, El Salvador tiene un alto nivel de desarrollo de la industria aérea. Hay un buen desarrollo de telecomunicaciones, que nacen de El Salvador hacia Centroamérica. Estos deben ser palancas de desarrollo que si juntas con temas de comercio, manufactura, franquicia, turismo, son polos de desarrollo a fortalecer. Tú no puedes tener un servicio de un sistema financiero robusto sino tienes una economía robusta y sectores a desarrollar dentro de esta economía», indicaba el asesor de EY.

Aunque el estudio determina que el país también debe invertir, fortalecer la infraestructura portuaria y aeroportuaria, además de telecomunicaciones (fortalecer los nodos de internet que conectan al país con el exterior), entre otras áreas de oportunidad.

Fuente: E&N.


Meli Hotels International Cuba


Grupo de Turismo Gaviota


Grupo Extrahotelero Palmares


INOR


Ciengo Montero


Heberprot

Deja una respuesta

*


Cervecera Centroamericana


Hotel Conquistador


Clnica Camilo Cienfeugos