Meli Hotels International Cuba

Boeing toma el control de la división de aviones comerciales de Embraer

Boeing toma el control de la división de aviones comerciales de Embraer

Boeing anuncia que se hace con el 80 por ciento de la división de aviones comerciales del fabricante brasileño Embraer, tras la firma de un acuerdo “no vinculante” en el que Embraer mantendrá el 20 por ciento restante.

Boeing y Embraer anuncian la firma de una carta de intenciones para la creación de una joint venture en la que el fabricante norteamericano contaría con una participación del 80 por ciento y el resto quedaría en manos de Embraer, lo que en términos reales significa la compra de Embraer por parte de Boeing, tal y como venían negociando desde hace meses.

El grupo brasileño ha sido valorado en 4.750 millones de dólares, por lo que Boeing tendrá que pagar 3.800 millones, el 80 por ciento de la cantidad total. Ambos fabricantes estiman que la compra añadirá valor a las acciones de Boeing a partir de 2020 y generará sinergias por valor de 150 millones de dólares anuales a partir del tercer año de formalizar la compra.

Se prevé que el proceso de cierre de los detalles financieros y operativos y las negociaciones de los contratos definitivos de la operación continuarán en los próximos meses. Tras la ejecución de esos acuerdos, la operación estará sujeta a la aprobación por parte de los accionistas y las autoridades reguladoras, incluido el gobierno de Brasil. Si las aprobaciones se reciben en los plazos previstos, la operación podría cerrarse a finales de 2019, entre 12 y 18 meses después de la firma de los acuerdos definitivos.

Aunque la colaboración entre Boeing y Embraer viene de largo, por ejemplo en el programa de avión de transporte de Embraer KC-390, el interés por hacerse con el control de la división de aviones comerciales de Embraer surgió hace un año, cuando Airbus anunció que adquiría el CSeries de Bombardier. Ambos movimientos se explican por la estrategia de los dos grandes fabricantes de aviones comerciales del mundo por frenar a los nuevos actores chinos y rusos, que han empezado a comercializar sus nuevos aviones en el segmento en el que se mueven Embraer y Bombardier, plataformas desde las 70 a las 130 plazas.

En el comunicado conjunto remitido a los medios, Dennis Muilenburg, presidente y CEO de Boeing, afirma que: “Con esta asociación estratégica nos posicionaremos de forma óptima para generar un valor significativo para los clientes, los empleados y los accionistas de ambas compañías, al igual que para Brasil y Estados Unidos. Esta importante colaboración encaja claramente con la estrategia a largo plazo de Boeing de invertir en crecimiento orgánico y aportar valor a los accionistas, y se complementa con acuerdos estratégicos que promueven y aceleran nuestros planes de crecimiento“.

Por su parte Cesar de Souza e Silva, consejero delegado y presidente de Embraer añade que: “Prevemos que la combinación de nuestros negocios con Boeing generará un círculo virtuoso para el sector aeroespacial brasileño, y aumentará su potencial de ventas y producción, generando empleo e ingresos, inversiones y exportaciones, y añadiendo más valor para los clientes, los accionistas y los empleados”.

La dirección de la empresa continuará en Brasil, nombrando un presidente y consejero delegado que reportarán directamente a Muilenburg. Así Boeing tendrá el control operacional y de gestión de la nueva compañía. De esta forma Boeing, como ocurre con Airbus tras la compra del programa CSeries, podrá proporcionar una cartera de aviones desde las 70 plazas, cubriendo el hueco que quieren rellenar los nuevos fabricantes rusos y chinos con sus aviones para el mercado regional.

JOINT VENTURE EN DEFENSA

Además, ambas compañías crearán otra joint-venture para promover y desarrollar nuevos mercados y aplicaciones para productos y servicios de defensa, en particular el avión KC-390 multi-misión, basándose en oportunidades identificadas de forma conjunta.

“Las inversiones conjuntas en la comercialización mundial del KC-390, así como varios acuerdos específicos en campos como ingeniería, investigación, desarrollo y cadena de suministro, potenciarán los beneficios mutuos y mejorarán aún más la competitividad de Boeing y Embraer“, explica en el comunicado conjunto Nelson Salgado, Vicepresidente

Ejecutivo Financiero y de Relaciones con Inversores de Embraer.

“Tanto Boeing como Embraer se beneficiarán de una mayor escala, y de más recursos y presencia, incluidas una cadena de suministro y una red global de ventas y márketing, y red de servicios que les permitirán beneficiarse de eficiencias en sus organizaciones. Además, la colaboración estratégica brindará oportunidades para compartir las mejores prácticas en fabricación y en programas de desarrollo de productos”, explican en el comunicado.

¿Oportunidades para la cadena de suministro española ?

Aernnova suministra componentes para el B-787.

Los proveedores españoles de ambos fabricantes pueden verse beneficiados por la nueva compañía. La mayoría de los Tiers-1 españoles son suministradores de uno de estos fabricantes o de los dos, como es el caso de la vasca Aernnova, que participa en programas comerciales de Boeing -B-787, y de Embraer desde que la empresa se constituyera como Gamesa Aeronáutica.

Además, Aciturri también suministra componentes para el Boeing 737, y el B-787, además de para el KC-390. Por su parte Alestis también suministra varios componentes para el Boeing 777 y B-787-9, además de partes para el ala de los Embraer E190 y E195.
Fuente: FlyNews.

Ministerio de Turismo de Cuba


Cervecera Centroamericana


Servicios Mdicos Cubanos


SEK


Clnica Camilo Cienfeugos

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada, los campos obligatorios están marcados*

*